Las ayudas a la industria agroalimentaria de Castilla y León alcanzan los 35,3 millones

La Consejería prima las inversiones que lleven a cabo las cooperativas agroalimentarias

1 Comentarios

 Glus I (3)
Glus I (3)

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, ha presentado la nueva convocatoria de ayudas de la Consejería a la industria agroalimentaria, en las que se priman las inversiones que lleven a cabo las cooperativas agroalimentarias.

Como ha puesto de manifiesto el consejero, “las cooperativas son un elemento esencial para nuestro mundo rural, un modelo de negocio que vertebra el territorio, mejora las rentas y la posición de los productores, dan empleo y contribuyen a la fijación de población en el medio rural”.

Por ello, ha recordado Carnero, “la Consejería está comprometida con el apoyo directo al cooperativismo y a sus socios a través de las entidades asociativas prioritarias y los socios prioritarios. Motivo por el que, en la nueva Orden de ayudas a la inversión productiva en la industria agroalimentaria, hemos regulado primar las inversiones que lleven a cabo las cooperativas agroalimentarias”.

Así, se priorizan las inversiones de los proyectos que se ubiquen en el territorio rural, el carácter asociativo de la empresa y la participación de los productores primarios en el proyecto y también se prima el fomento de los circuitos cortos para favorecer la transformación de los productos más próximos a la industria.

A esta convocatoria de ayudas, que se pueden solicitar hasta el próximo 2 de abril, se han destinado un total de 35,3 millones de euros.

La nueva convocatoria de ayudas dirigida a subvencionar los proyectos de inversión para la transformación y comercialización de los productos agrarios, silvícolas y de la alimentación, además de la discriminación positiva a las entidades asociativas prioritarias de carácter regional, contempla como novedad dos líneas de ayuda con la intención de favorecer no solo los grandes proyectos tractores de empleo sino también aquellos de una menor cuantía. Esto permitirá un mayor alcance de las ayudas y aumentar el número de beneficiarios.

La primera de las líneas de ayuda puesta en marcha por la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural está destinada a apoyar proyectos que no son susceptibles de ayuda a través de las convocatorias de los Grupos de Acción Local (GAL), cuya inversión auxiliable se sitúe entre uno y dos millones de euros y estén ubicados en municipios amparados por los GAL y hasta dos millones de euros en municipios que no estén cubiertos por los GAL. El importe máximo de la ayuda en esta línea asciende a 640.000 euros.

La otra línea de ayuda tiene como objetivo el apoyo al resto de proyectos cuya inversión auxiliable sea superior a los dos millones de euros. El importe máximo de la ayuda en esta línea es, en general, de 1.100.000 euros. Pero en el caso de que la empresa haya reincorporado trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo de carácter suspensivo por existencia de fuerza mayor, el importe máximo de la ayuda será de hasta 3.000.000 millones de euros.

La Consejería ha publicado también la orden por la que se convocan subvenciones para proyectos piloto y para el desarrollo de nuevos productos, prácticas, procesos y tecnologías (I+D+i). A esta convocatoria se han destinado 3.133.500 euros.

El objetivo de estas ayudas es financiar actuaciones de investigación industrial o de desarrollo experimental de forma conjunta por al menos dos entidades o empresas. Se busca favorecer la cooperación en procesos de investigación, desarrollo e innovación, así como la transferencia de tecnología.

El importe máximo de la ayuda podrá alcanzar hasta el 80% de la inversión, con una cuantía máxima de hasta 1.000.000 euros, y el plazo de presentación de las solicitudes de ayuda está abierto hasta el 2 de abril de este año.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Lo más leído