Castilla y León exige al Ministerio de Agricultura más fondos para regadíos en la Comunidad

Suárez-Quiñones señala que ?“la capacidad de la CHD es la más baja de España, situándose en torno al 30%, por lo que es necesario que se trabaje en incrementar la capacidad regulatoria hasta el 50%”.

0 Comentarios

 Regadio
Regadio

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, volvió a exigir este martes que el Ministerio de Agricultura incremente la dotación de fondos a Seiasa, Sociedad Mercantil Estatal de Infraestructuras Agrarias, para que se incluyan nuevas zonas de regadío en la Comunidad y se puedan suscribir los convenios con las comunidades de regantes y ejecutar las obras de modernización.

Quiñones explicó que “la capacidad de la Cuenca Hidrográfica del Duero es la más baja de España en comparación con el resto de cuencas similares, situándose en torno al 30 por ciento, por lo que es necesario que, a través del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico y la Confederación Hidrográfica del Duero, se trabaje en incrementar la capacidad regulatoria hasta el 50 por ciento”.

El consejero se mostró crítico con las políticas del Gobierno durante su visita a Bercianos del Páramo (León) para repasar la situación de los regadíos ante los socios de la comunidad del Páramo Medio. “La Junta siempre ha estado con vosotros y va a seguir estándolo. Por supuesto, reivindicando ante el Gobierno de España que termine esos comportamientos dañinos con Castilla y León del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto de que es con el lobo, con la remolacha y con el azúcar otro ministerio”, dijo.

“Todo son problemas para Castilla y León; en vez de gobernar para el pueblo parece que gobiernan contra el pueblo. Nosotros vamos a estar ahí, con inversión, con apoyo, con actuaciones para reducir el consumo, el gasto eléctrico y que, por lo tanto, haya una gran oportunidad en la extensión de regadíos con un coste más razonable”, subrayó antes de elogiar la labor de los profesionales del campo durante el periodo más duro de la pandemia. 

En su intervención, afirmó que la modernización de los regadíos son una piedra angular para la Junta dentro del Programa de Impulso de Infraestructuras Agrarias de Interés General de la Consejería que prevé la transformación de 5.644 hectáreas y la modernización de casi 25.000.  

El consejero incidió en la importancia que tiene el regadío para el futuro del sector agrario y como prueba recordó que en menos de dos años de legislatura ya se han iniciado actuaciones en 18.300 hectáreas, lo que supone el 60 por ciento del compromiso adquirido hasta 2023.

Suárez-Quiñones también explicó que, teniendo en cuenta que el coste energético es una de las mayores preocupaciones que tiene el sector del regadío, el Programa de Eficiencia Energética contribuye a optimizar el consumo mediante el uso de nuevas tecnologías o energías alternativas.

Otra línea de trabajo impulsa nuevos sistemas de riego con los que se busca una reducción del 30 por ciento en la potencia contratada sin que merme la producción, con un ahorro de costes de unos 20 euros por hectárea. Respecto a los riegos con presión natural, otra línea de trabajo , donde sea posible, permitirá el ahorro medio de los costes del cultivo de unos 200 euros por hectárea, al permitir los riegos con presión, sin empleo de energía.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído