CIALE, investigación del máximo nivel aplicada a la agricultura desde el año 2000

La única manera de garantizar la alimentación en el futuro proviene de la biotecnología, "hacer que las plantas crezcan más y mejor", explica su director, José Martínez

 2 noti princi
2 noti princi

Ubicado en el Parque Científico de Villamayor, el Instituto Hispano-Luso de Investigaciones Agrarias, CIALE, lleva camino de cumplir los 20 años dedicado a la investigación. En marcha desde el año 2000, nació con el objetivo de integrar en un mismo centro a todos los grupos de la Universidad de Salamanca que tuvieran implicación, de una manera o de otra, con la agricultura. 

Aunar esfuerzos para poner en marcha trabajos del máximo nivel en el campo de la agricultura es el gran objetivo de este instituto, como explica su director, José Martínez, en el que trabajan 60 investigadores de todos los niveles y categorías académicas.

 La labor de los grupos que trabajan en CIALE se centra en investigaciones de I+D agrario, abarcando biodiversidad, mejora genética, producción vegetal, sanidad vegetal o recursos hídricos, no sólo en el contexto de Salamanca, también en Castilla y León.  

Ciale1Un trabajo investigador, constituido por siete grupos, cada uno con sus líneas de trabajo, pero con sinergias para desarrollar investigaciones que por sí solo un grupo no podría llevar a cabo.

Uno de los principales temas de investigación, indica el director del CIALE, son los estreses de los cultivos. "El estrés hídrico para las plantas puede abordarse desde diferentes perspectivas, con un enfoque multidisciplinar, y eso se hace desde la confluencia de líneas de investigación de los diferentes grupos de trabajo", remarca José Martínez. Líneas que pueden mantenerse años, "se van logrando hallazgos y sobre esos, sigue otra línea investigadora que se puede prolongar en el tiempo". 

Otros estudios están centrados en las interacciones de la planta y el patógeno o en el control biológico, que es la utilización de herramientas para aplicarlas, de manera que la planta obtenga un beneficio sin emplear sustancias químicas, o el uso de microorganismos para no tener que recurrir a la fertilización química. "Ahí llevan trabajando grupos desde hace mucho tiempo". 

SAM 9592

Con un número de grupos que se mantiene desde el comienzo del instituto, su director afirma que se procura que las investigaciones no se queden en el ámbito científico y tengan una transferencia a la sociedad. "Por eso el interés máximo de los investigadores es trabajar en aquellos aspectos que mayor incidencia tengan o mayor beneficio social". 

En el caso de la agricultura, se trata de líneas que intentan resolver problemas que se encuentran los agricultores o se encontrarán en el futuro, "desde cuestiones fitosanitarias, patologías de los cultivos, estreses bióticos y abióticos o disponibilidad de agua". Actividad investigadora que se realiza en las instalaciones del CIALE y que, posteriormente, se testa en experimentos en laboratorios, fincas e invernaderos e incluso en colaboración con empresas, con el fin de llevar ese tipo de avances a la práctica agrícola diaria.

Ciale3

El director del CIALE reconoce que sí hay interés por la investigación en agricultura, "porque hay pocas maneras de abordar el problema del cambio climático, y una de ellas es la adaptación. "Hay que tener en cuenta que detrás de eso está la alimentación de la humanidad y hay pocas soluciones. Una población creciente con tierras cultivables limitadas, por lo que la única manera de garantizar la alimentación en el futuro proviene de la biotecnología, hacer que las plantas crezcan más y mejor, no hay otro camino".

En este sentido, manifiesta que todos deberíamos estar concienciados, porque "lo que está claro, es que si no hay investigación y desarrollo en la agricultura vamos a tener un problema como sociedad. Si no se invierte en este campo, no llegaremos, porque la producción es limitada".

Investigación y docencia de postgrado

Además de la investigación, el CIALE desarrolla un programa centrado en la docencia de postgrado, máster y doctorado, con un máster en Agrobiotecnología, que lleva impartiéndose desde hace diez años. También cuenta con un programa de doctorado en Agrobiotecnología. "La idea es formar a futuros investigadores, dotar de la formación suficiente a los estudiantes para que realicen investigación de calidad en el ámbito de la biotecnología agrícola". Para completar el trabajo docente, el instituto cuenta con un programa de doctorado para los que terminan el máster y quieran continuar.  

SAM 9580

Sobre el perfil de los investigadores que forman parte del instituto y que, desde el momento en el que llegan se incorporan a grupos de trabajo, su director asegura que provienen de campos como la biotecnología, biología, ciencias agrícolas e incluso de farmacia, con investigadores de todos los niveles, desde predoctorales hasta senior.

"Estamos haciendo los deberes adecuadamente", asegura el director, añadiendo que, de los siete grupos, cinco son unidad de investigación consolidada de la Junta, "un reconocimiento que se realiza a los grupos que tienen trayectoria consolidada con una producción científica notable", destaca su director.  Respecto a la trayectoria del CIALE, asegura que "va bien, con una investigación de calidad",  y recuerda que, recientemente, el CIALE ha recibido la mención de unidad de excelencia de Castilla y León, "lo que nos hace pensar que se están haciendo bien las cosas y con investigación de calidad".

Producción científica a la que también ha afectado la crisis de lleno, con la marcha de investigadores a centros con mejores condiciones. Para José Martínez, "la crisis causó estragos, como en todos los centros de investigación de España, eso supuso un momento crítico durante unos años, lo notamos desde todos los puntos de vista, financiación, contratación de personal...afortunadamente parece que se va remontando el vuelo, pero las secuelas son innegables. 

Ciale1

Lamentando que la crisis haya supuesto la marcha de investigadores y de alumnos al finalizar su doctorado, reconoce que lo ideal sería que continuaran su labor de investigación en el instituto, "pero muchas veces es imposible competir con las condiciones que ofrecen en el extranjero, más apetecibles".

"No hay ni conciencia política suficiente, ni cultura científica. Somos un país con una cultura científica de bajo nivel, muy limitada y la sociedad no está concienciada suficientemente, y menos los que deberían tomar la decisión", explica el director del instituto.

Plan estratégico del CIALE para seguir con investigación de calidad

Sobre el futuro, indica que el CIALE cuenta con un plan estratégico con el objetivo de seguir incrementando los indicadores y generando investigación de calidad. "Continuar en la línea que llevamos, ir mejorando año a año y más oportunidades para que se incorporen jóvenes, uno de los grandes retos y lastres, porque la crisis cercenó de golpe las opciones de muchos investigadores que tuvieron que marcharse", lamenta.

Respecto a la financiación, la mayor parte de la investigación que se financia proviene de los fondos que consiguen los grupos en convocatorias competitivas a nivel regional, nacional o internacional.  "Afortunadamente, el porcentaje de éxito es alto y eso permite funcionar en la mayor parte de las ocasiones. Y contamos con el apoyo institucional de la Universidad de Salamanca". Con unas instalaciones y un equipamiento suficiente, explica, el CIALE acude a convocatorias de infraestructura científica, bien regionales o nacionales, "para dotarnos de equipos que de otra manera no podíamos conseguir".

SAM 9583

Además del trabajo investigador, el CIALE organiza actividades para que los salmantinos conozcan el trabajo que desarrollan. "Hacemos un esfuerzo por organizar actividades de difusión y acoger a todo el que viene al instituto. Procuramos estar en los foros de divulgación científica, recientemente en la Noche Europea de los Investigadores, hacemos lo posible por dar a conocer nuestro trabajo pero, a veces, no resulta fácil. Periódicamente recibimos a colegios, institutos y colectivos diversos para enseñarle las instalaciones y que conozcan a qué nos dedicamos".

Para el director, "es importante que se le inculque desde pequeños la cultura científica, y se les motive la curiosidad y el conocimiento, en general. También es interesante que conozcan que muy cerca de ellos hay personas que están haciendo investigación y que ellos en el futuro también pueden hacerlo. Hay que partir de esa cultura científica porque si no, no se valora lo suficiente ni el trabajo, ni la necesidad de que se haga este trabajo". Y lamenta que el trabajo de los investigadores "no se reconoce tanto como se debería, sentimos envidia de lo que ocurre en otros países, haciendo lo mismo que nosotros".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído