La Denominación de Origen Guijuelo celebra su 30 cumpleaños con el mismo objetivo con el que empezó en la década de los 80: velar por el cumplimiento de los más altos estándares de calidad en la producción del jamón y la paleta ibérica ?gracias a una certificación rigurosa y exhaustiva que mezcla la mejor tradición chacinera y los últimos avances en tecnología alimentaria?. 

Ahora, 30 años después, comienza una nueva etapa para trabajar en la educación del consumidor a través de la información de calidad y el respeto por nuestro bien más preciado: un entorno natural único en el mundo.

Los primeros pasos y un lugar inigualable

En junio de 1986, un grupo de industriales y ganaderos, con el apoyo y asesoramiento de técnicos del Instituto Nacional de Denominación de Origen del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y de la Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, pusieron la primera piedra de un proyecto que abogaba por convertir a Guijuelo en la referencia del jamón ibérico de España.

Desde ese primer momento, la DOP Guijuelo ha trabajado para controlar todos los procesos de producción y elaboración entorno al cerdo ibérico: Desde las condiciones de vida y de alimentación de los cerdos, a su llegada a los mataderos o todos los detalles que componen el sistema de curación junto al precintado y etiquetado de todas las piezas que salen al mercado con el sello de calidad de la Denominación de Origen Protegida Guijuelo. 

Pero, a la vez, hay que señalar que nada de esto hubiera sido posible sin el microclima que rodea a Guijuelo: Un entorno único en España en el que el aire de la sierra y la biodiversidad de la zona convergen en el lugar perfecto para la curación de los jamones y paletas ibéricas. 

Después de tres décadas la DOP Guijuelo amplía su labor certificadora con algunos cambios profundos que irán llegando a lo largo de este año. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído