Los cultivos leñosos, una alternativa para valientes

En la provincia de Salamanca se declararon el año pasado 666 hectáreas de almendros y 162 de pistachos, dos cultivos alternativos a las producciones tradicionales

Los cultivos leñosos, una alternativa para valientes
Los cultivos leñosos, una alternativa para valientes

"Es una alternativa para valientes". Esta es la idea en la que coinciden los agricultores de la comarca de Peñaranda que están optando durante los últimos años por probar con plantaciones de cultivos leñosos en sus explotaciones como alternativa a los productos habituales. 

La primera razón a su posición es que desde que se plantan cultivos como almendros o pistachos y hasta que se comienzan a recolectar los primeros frutos pueden pasar cuatro o cinco años. Es decir, que se tiene que realizar una inversión importante, sin que durante varios años se venda nada.

En la comarca de Peñaranda y en la zona de la Armuña se están realizando pruebas en algunos explotaciones de regadío que permite acortar los plazos de crecimiento para que se puedan recoger cuanto antes los primeros frutos. También se utilizan otras técnicas como la poda en corto.

Según datos de la Junta de Castilla y León en los últimos años se ha estabilizado más o menos el número de hectáreas cultivadas de productos leñosos como almendros o pistachos en la provincia de Salamanca. En el año 2020 se declararon en la PAC 666 hectáreas, un 15% más que en 2015 cuando se declararon 560 hectáreas. En cuanto al cultivo del pistacho, en 2020 se sembraron en la provincia 162 hectáreas, con un aumento importante en comparación a 6 años antes cuando apenas se habían declarado 4 hectáreas en la provincia de Salamanca.

2020 2019 2018 2017 2016 2015
almendros 666,41 711,57 653,71 582,99 569,40 560,04
pistachos 162,98 114,04 34,46 18,26 4,64 3,05


A pesar de todo hay dudas sobre el futuro de este tipo de cultivos. Marta una agricultura de Parada de Rubiales que tiene una explotación con 10 hectáreas de pistachos muestra su preocupación por los bajos precios de venta en la última campaña. "Igual que se están intentando desde las instituciones promover los cultivos leñosos como alternativa a otros productos, es necesario que también se ayude a la comercialización de las producciones" comenta Marta.

Goyo García Sánchez es un agricultor de Macotera que también tiene explotaciones de almendros y pistachos tanto en secano como en regadío, utilizando una técnica de injertado. Goyo afirma que "nos hemos decidido a probar con estos cultivos como producto alternativo a otras producciones como el cereal, porque estamos viendo la escasa rentabilidad de productos herbáceos". "Te falta experiencia, y a veces cometemos errores muy graves cuando tomas decisiones" reconoce Goyo. En este sentido Marta apunta que "si alguien quiere probar con este tipo de cultivos le animaría a que lo fuera haciendo poco a poco, de dos en dos hectáreas, para ir aprendiendo de los errores".

Otro productor de la comarca de Peñaranda sentencia "estos cultivos son para valiente", ya que no solo hay que realizar importantes inversiones en instalaciones de riego, o el cuidado de la explotación antes de cosechar los primeros frutos, sino que también es muy costoso el mantenimiento de los cultivos como poda, tratamientos fitosanitarios, recolección,... Habrá que esperar unos años para hacer balance de los cultivos leños como alternativa a los productos tradicionales.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído