Declarado el primer foco de gripe aviar en especies domésticas

En Segovia dentro de una explotación de pavos, la granja contaba con 18.900 ejemplares, de los que la mitad han muerto desde el viernes

0 Comentarios

Especies domésticas
Especies domésticas

La Junta declaró el primer foco de gripe aviar en especies domésticas en la provincia de Segovia, en una explotación de pavos de engorde en Fuenterrebollo, que contaba con 18.900 ejemplares, de los que la mitad han muerto desde el viernes.

El director general de Producción Agropecuaria, Agustín Álvarez, explicó que la “detención temprana” fue posible por la labor de vigilancia de los Servicios Veterinarios Oficiales en la zona que “ya estaba siendo sometida a medidas especiales de control” ante la afluencia de especies silvestres de países de Europa.

Además, precisó que desde el 1 de agosto, se han notificado en Europa un total de 1.750 focos de influenza avier de alta patogenicidad H5N1 en 31 países, y 712 aves domésticas.

Una vez que se ha confirmado el foco, las medidas legales obligatorias consisten en el sacrificio obligatorio de todos los animales de la explotación afectada y en el establecimiento de una zona de restricción que comprende dos áreas alrededor de la misma:Una zona de protección con un radio de 3 kilómetros desde el lugar del brote, una zona de vigilancia con un radio mínimo de 10 kilómetros desde el lugar del brote.

Se trata del primer foco de IAAP H5N1 en aves de corral en España, tras la detección de 3 casos previos en aves silvestres en 2022 en las provincias de Lérida, Ávila y Palencia.

En la zona de restricción se toman medidas que comprenden la prohibición, con carácter general, de los desplazamientos de aves desde o hacia esa zona, la repoblación de aves de caza, la celebración de ferias, mercados, exposiciones y otras concentraciones de aves. Del mismo modo, hay restricciones a los desplazamientos de huevos para incubar, de consumo y de productos de carne de aves.

Adicionalmente, en toda la zona de restricción, se están desarrollando labores de visita, censado y verificación de sintomatología clínica así como toma de muestras oficiales en las explotaciones avícolas situadas en esa zona.

A pesar de la alta patogenicidad de los pavos de la explotación avícola afectada, se recuerda que el potencial de transmisión al hombre de este virus es bajo y que, desde la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural se están llevando a cabo todas las medidas de revisión de bioseguridad y vigilancia para garantizar la detección temprana de cualquier otro caso.

Medidas de bioseguridad

Además, los Servicios Veterinarios Oficiales de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural evalúan de forma rutinaria, independientemente de la situación epidemiológica, las medidas de bioseguridad implementadas en el 100% de las explotaciones de gallinas de puesta y un 10% de las explotaciones de pollos pequeños de engorde.

Situación en las especies silvestres

En el caso de Castilla y León, el primer foco del virus de la influenza aviar de alta patogenicidad H5N1 se confirmó el 14 de enero en tres gansos comunes (Anser anser) y garza real (Ardea cinerea) hallados muertos por agentes medioambientales de la Junta de Castilla y León en la Laguna del Oso, en la provincia de Ávila.

En el día de ayer, el Laboratorio Central de Veterinaria de Algete ha confirmado la detección del virus de Influenza Aviar de Alta Patogenicidad (IAAP) H5N1 en muestras recogidas del cadáver de una cigüeña (Ciconia ciconia) hallada muerta por agentes medioambientales de la Junta de Castilla y León en la Laguna de La Nava de Fuentes, en la provincia de Palencia.

Ambas zonas estaban ubicadas en zonas de especial vigilancia y especial riesgo conforme la Orden APA/2442/2006 y por tanto estaban siendo sometidas a supervisión oficial y las medidas de bioseguridad exigidas a las explotaciones avícolas ya estaban en marcha (fundamentalmente mantenimiento de las aves sin contacto con especies silvestres). 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído