El balance consolidado del grupo muestra activos totales que superan los 230 millones de euros. Las ventas brutas superaron los 182 millones, lo que supone un aumento de la facturación de un seis por ciento respecto a 2010. La división vinícola, que representa la mayor parte del negocio actual de la compañía, también creció un seis por ciento en vinos de calidad mientras que la de alimentos naturales y orgánicos experimentó un aumento del 64 por ciento, impulsada fundamentalmente por las ventas de queso de leche cruda de oveja. Ese dato es el que ha animado a ARCO a entrar de lleno en el mercado de los ibéricos de calidad, según confirmaron fuentes de la empresa quienes no precisaron detalles de la operación dado que, en la actualidad, se están llevando a cabo las negociaciones que podrían culminar con el acuerdo entre la compañía y algún productor de ibéricos charro, según nota de The Duero Valley.

En cuanto a la división hotelera, los ingresos crecieron un 21 por ciento. El principal motor del crecimiento, señalan, es la salmantina Hacienda Zorita, primer wine-hotel & resort de lujo de la cadena Haciendas de España. Entre 2008 y 2011, los ingresos del hotel se duplicaron, con un crecimiento del 26 por ciento en el último año y una ocupación media anual superior al 50 por ciento. Creada en 2004, y tras las ampliaciones de 2006 y 2008, los buenos resultados han animado a la compañía a emprender nuevas inversiones a lo largo de 2012 “para mejorar la infraestructura hotelera tanto en Salamanca como en el Valle del Duero“. En la buena marcha del Grupo ARCO, resaltaron, ha resultado decisivo el continuado apoyo financiero prestado por Caja España-Duero, “uno de los accionistas de referencia del Grupo ARCO desde 2001“.

En el marco de esa política expansiva, el grupo trasladará sus oficinas centrales al edificio M3 del Parque Científico de la Universidad de Salamanca. La apertura de esas oficinas, precisaron, “responde a una clara apuesta por el turismo de Castilla y León, y concretamente por Salamanca, donde tiene los negocios más importantes de su división hotelera“. La apuesta, matizaron, se basa “en la alta preparación de los graduados de la Universidad así como en el gran potencial turístico de la ciudad a nivel internacional“.

Desde las oficinas de Salamanca, en las que actualmente trabajan 40 personas, se centralizan las áreas de Administración, Servicios Generales, Dirección Económico-Financiera y Recursos Humanos para prestar servicios al resto de empresas participadas. El grupo controla dos empresas, United Wineries, cuya actividad vinícola supuso en 2011 la producción y comercialización de más de 41 millones de botellas de vino procedentes de las principales regiones de calidad de España (Rioja, Ribera, Rueda, Arribes o Penedés), donde cuenta con varias bodegas en propiedad, y Haciendas de España, que explota cinco wine-hotels & resorts de lujo, denominados ‘Haciendas‘, así como una producción limitada de alimentos naturales y orgánicos del Valle del Duero (quesos de leche cruda, ibéricos y aceite de oliva virgen, entre otros).

Desde las nuevas oficinas centrales del Grupo ARCO en Villamayor, se controla la facturación, logística, distribución, gestión de riesgos y financiación de las ventas internacionales del grupo, que opera a nivel europeo con oficinas propias en Londres, Ginebra, Stavanger y Madrid, exportando el 70 por ciento de su producción. United Wineries, empresa participada, es propietaria de grandes marcas de prestigio en el mundo vinícola, como Marqués de Griñón (Rioja), Lagunilla (Rioja), Marqués de Monistrol (Cava) y Berberana, líder español en vinos de calidad con 20 millones de botellas comercializadas en 2011. La otra gran empresa participada, Haciendas de España es propietaria, en su división vinícola, de las marcas Marqués de la Concordia y Hacienda Zorita, que son distribuidas por United Wineries.

     

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído