"¿Qué haría usted si su modo de sustento está en peligro? Haríamos cualquier cosa y vamos a estar hasta el final". Así de contundente se mostró el alcalde de Guijuelo, Julián Ramos, que junto al presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, presentaron una serie de medidas para evitar la aprobación de la normativa sin tener en cuenta las alegaciones del sector no solo salmantino sino de toda Castilla y León.

Sin embargo, las medidas iniciales están basadas en el consenso al que aludió el ministro y que "brilla por su ausencia", según afirmó el propio Javier Iglesias. Pero si desde el Ministerio se continúan con la intención de aprobar la normativa tal y como está Julián Ramos no destacar adoptar otras que aunque no están pensadas "se las pueden imaginar", destacó. Es más, preguntado por la posibilidad de pedir la dimisión de Miguel Arias Cañete, el alcalde de Guijuelo reconoció que en el peor de los casos "se podría plantear", aunque puntualizó que confía en el consenso.

Documento apoyado por la sociedad salmantina

El presidente de La Salina anunció que se va a promover un documento que sea apoyado por la sociedad salmantina. En primer lugar se hará desde los grupos de la Diputación -estaba convocada una Junta de Portavoces esta misma mañana- para llegar a un acuerdo entre PP y PSOE. "Además, queremos que después se sumen las instituciones públicas como ayuntamientos, universidades, Cámara de Comercio, OPAS, sindicatos, Grupos de Acción Local y un largo etcétera", a lo que añadió que "buscamos un movimiento de respaldo social y hacer notar la voz de Salamanca".

Por su parte, el alcalde de Guijuelo, tras afirmar que el borrador "ha sido un aténtico despropósito" también anunció que en las Cortes se va a presentar una delcaración institucional. "Si se pretendía el consenso del sector, lo que se consigue es justo lo contrario y queremos reconducir esta situación", destacó Ramos.

Cifras

Javier Iglesias demostró con cifras el peso que tiene el sector del ibérico salmantino, ya que afirmó que el 50% de la comercialización del jamón y paleta ibérica es de Salamanca, el 70% del lomo ibérico y el 70% de la carne fresca. Además, existen en torno a 300 empresas que se dedican al sector con 15.000 puestos de trabajos directos e indirectos. En cuanto a la facturación, Iglesias destacó que supera los 1.000 millones de euros, con lo que "Salamanca lidera el sector del ibérico en España".

Para Iglesias el ministro buscaba dos objetivos, clarificar la información al consumidor y que se tramitara por consenso, "y ninguna premisa se ha cumplido", destacó el responsable de la Diputación. "Introduce confusión en el etiquetado que puede general graves daños al sector de transformación y ganadero, y el consenso brilla por su ausencia", afirmó.

Tanto Iglesias como Ramos coincidieron en destacar que el 95% del sector a nivel nacional rechaza el borrador de la norma e incluso Ramos fue un poco más allá afirmando que "responde a unos intereses que desconocemos". Para el alcalde de Guijuelo la norma ha sido "un aténtico despropósito", a lo que añadió "no estamos de acuerdo con el borrador y nos vamos a hacer oir".

Denominación de Origen

Respecto a por qué la Denominación de Origen Guijuelo no ha firmado las alegaciones presentadas por la Junta y todos los agentes implicados, Julián Ramos afirmó que habría que preguntárselo a los directivos, porque "los industriales están en desacuerdo con la norma que se pretende". En este sentido añadió que tal vez la Denominación haya recibido algún tipo de orden desde el Ministerio de Agricultura.

En cuanto a hasta dónde están dispuestos a llegar, Javier Iglesias afirmó que "vamos a buscar tener una posición firme argumentando qué es lo razonable", aunque Julián Ramos fue más contundente "haríamos cualquier cosa y vamos a estar hasta el final".


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído