El lobo ha atacado esta noche en San Felices de los Gallegos, donde ha dejado malherida a una ternera de reposición de casi un año, que tendrá que ser sacrificada a consecuencia de las graves heridas que ha sufrido. Además, otra becerra de la misma partida de ganado también ha sufrido heridas, de menor importancia, en el mismo ataque.

Aunque en esta ocasión el lobo no ha matado al animal, la pérdida para el ganadero es igual de importante puesto que tendrá que sacrificar a una becerra seleccionada como futura madre de la ganadería y pierde un año de crianza. Un lucro cesante que en ningún momento será compensado por la Administración.

La indemnización de ese lucro cesante es una de las reclamaciones de Asaja Salamanca a la Junta de Castilla y León, considerar que un ataque de lobo no afecta sólo al animal herido o muerto, sino que conlleva otra serie de gastos y pérdidas económicas para el ganadero, como abortos, gastos de veterinarios, retrasos en los celos? que también deben ser valorados y pagados por una Administración que defiende y protege a los lobos.

Asaja Salamanca insiste a la Junta de Castilla y León en la necesidad de encontrar una solución al problema del lobo en Arribes  porque la ganadería extensiva no puede convivir con una manada de depredadores como la que está actualmente asentada en esta comarca. Hay que recordar que la Patrulla de Medio Ambiente lleva desde septiembre intentando matar un lobo sin conseguirlo. Por ese motivo, solicitó a la Junta que los ganaderos puedan participar en batidas organizadas para acabar con el lobo.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído