Pacma carga contra las macrogranjas y las tilda de maltrato animal

El Partido Animalista critica que se permitan "auténticas fábricas de explotación de animales" para beneficiar a la ganadería industrial a costa de la naturaleza, la ciudadanía y los animales

9 Comentarios

Macrogranja de cerdos. Foto EP.
Macrogranja de cerdos. Foto EP.

El Partido Animalista contra el Maltrato Animal (PACMA) denunció este viernes el "atentado" contra el medio ambiente y el maltrato animal de las macrogranjas en Castilla y León y criticó que se permitan "auténticas fábricas de explotación de animales" para beneficiar a la ganadería industrial a costa de la naturaleza, la ciudadanía y los animales. 

En un comunicado, aseguró que Castilla y León es la tercera comunidad de España a la cabeza de macrogranjas, con más de 631 explotaciones porcinas y avícolas, y con 81 más en trámite, según los datos facilitados -dijo- por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente. De esta forma, el partido indicó que Segovia es la provincia más afectada, con casi 1,2 millones de cerdos para 150.000 habitantes, que no corresponde a su juicio "en absoluto" con el consumo de carne de sus habitantes.

En ese sentido, el PACMA sostuvo que esta actividad supone una "vida de encierro y explotación extrema" para los millones de animales que pasan por estas instalaciones, así como un "foco de contaminación" del agua y aire "altamente nocivo y perjudicial" para la salud de las personas. 

En ese último año, continuó, se sacrificaron en España más de 910 millones de animales para consumo humano, lo que supone 1.700 animales cada minuto y más que toda la población de la Unión Europea. La producción total de carne aumentó un 16,2 por ciento entre 2016 y 2020 en el país. Paralelamente, recordó que la Comisión Europea ha señalado a la ganadería como la principal responsable de la contaminación del agua ya que "es responsable del 81 por ciento de la aportación del nitrógeno agrícola a los sistemas acuáticos".

Al respecto, indicó que el Ministerio para la Transición Ecológica ha detectado en Castilla y León 110 acuíferos afectados o en riesgo de estarlo por nitratos cuyo origen es la explotación económica de la cría de animales y de los campos. La mayoría de estas aguas subterráneas afectadas se encuentran en Burgos (33), Segovia (18), Valladolid (13) y Palencia (12). También, añadió, existen nueve estaciones subterráneas afectadas por contaminación en Soria, ocho en Salamanca, seis en Ávila, cinco en Zamora y una en León.

Por ello, consideró "inadmisible" que el gobierno de Castilla y León haya permitido esta situación "tan ruinosa" para su tierra y el medio ambiente y lamentaron que la Comisión Europea haya tenido que llevar a España ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea por no haber tomado medidas suficientes contra la contaminación por nitratos. 

Por ello, la formación animalista tachó de "flagrante" el incumplimiento de la Directiva 91/676/CEE sobre la protección de la calidad del agua tanto en aguas superficiales como subterránea de los niveles excesivos de nitratos, así como el segundo incumplimiento de la Directiva marco del agua 2000/60/CE que establece la protección de las aguas frente a las presiones agrícolas.

Al respecto, explicó que el Gobierno de España recibió una carta de emplazamiento en noviembre de 2018 y un dictamen motivado en junio de 2020 en los que señalaba el incumplimiento por parte de España de las disposiciones de la Directiva sobre nitratos. Además, debería revisar y seguir designando zonas vulnerables a los nitratos en siete comundiad, entre ellas Castilla y León. 

De esta forma, apuntó que la Comisión considera que, hasta la fecha, los esfuerzos que han realizado las autoridades españolas han sido insatisfactorios e insuficientes. "Sin la colaboración necesaria de los partidos políticos en el gobierno, no hubiera sido posible la implantación de este tipo industrias altamente contaminantes en los últimos diez años", aseguraron. "Una vez requerido por Bruselas, no se ha producido una respuesta eficaz que revierta este proceso, y , por tanto, hemos sido testigos de una completa inacción y desidia en la resolución de este grave problema. El Gobierno de la Comunidad ha desoído de forma intencionada las decenas de protestas y movilizaciones de las diferentes organizaciones y miles de vecinos y vecinas que luchan por proteger su entorno, su futuro y el de las próximas generaciones".

Desde PACMA consideraron que la situación de contaminación de Castilla y León es "crítica". "La respuesta de gestión de los espacios rurales más despoblados de la España vaciada ha resultado en un plan de implantación de industria intensiva de cría y sacrificio de animales, condenando a los nuestros espacios rurales y entornos naturales", sentenciaron.

El Partido Animalista consideró "insuficiente" la propuesta de una moratoria a la instalación de más macrogranjas o ampliación de las ya existentes. "Queremos y exigimos una paralización total de cualquier industria que cosifique a los animales, atente contra su bienestar y contamine los espacios naturales", añadieron. 

"Nuestros esfuerzos políticos se centran en cambiar el actual modelo económico hacia un modelo diferente realmente sostenible que respete las diferentes especies de animales y sus ecosistemas, cuidando los entornos naturales en su uso. La comunidad autónoma de Castilla y León merece otra gestión completamente diferente ofreciendo a los habitantes de las zonas rurales opciones laborales y sociales autosuficientes y de futuro en base al cuidado de su patrimonio histórico, cultural y natural, preservando la salud de sus habitantes, la calidad del medioambiente", concluyeron desde la formación animalista.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído