Piden a la Junta el control de la fauna silvestre para evitar daños en las explotaciones

COAG explica que desatender esta medida que aconseja el Ministerio "implicaría riesgos de propagación de enfermedades y daños en cultivos"

 Jabalí
Jabalí

COAG Castilla y León apoya la iniciativa lanzada por el Ministerio de Agricultura de advertir a todas las comunidades de los riesgos que puede ocasionar el hecho de no ejercer un control de la fauna silvestre tanto en la propagación de enfermedades animales como en la producción de daños en las explotaciones agrícolas y ganaderas. El Ministerio recuerda que “el control de la población de jabalíes forma parte de las actividades necesarias para mantener el estatuto sanitario de la cabaña ganadera y como medida de prevención de la Peste Porcina Africana”.

La OPA ha recordado y defendido esta advertencia en múltiples ocasiones, por lo que pide a las consejerías de Medio Ambiente y de Agricultura y  Ganadería que sean atendidos estos planteamientos pues redundan en beneficio de los agricultores y ganaderos, y de la sociedad en general.

La iniciativa del Ministerio rápidamente se ha topado con críticas de las organizaciones animalistas que consideran tales iniciativas “totalmente inapropiadas y en gran medida no basadas en argumentos técnicos” y que se habla de la caza “como principal propuesta para un control de poblaciones que se aduce necesario sin aportar cuantificaciones contrastadas de los daños, ni estudios poblacionales de las especies en conflicto”.

En coherencia con una la larga trayectoria en este sentido, COAG, una vez más, se posiciona junto al agricultor y al ganadero y no tiene más remedio que reconocer que las medidas de control poblacional de la fauna son imprescindibles para la buena marcha de Las explotaciones.

Con respecto a las declaraciones de los grupos animalistas, COAG considera que estos grupos lo que buscan es que todo el campo se convierte en selva. Y se limita a recordar su compromiso con el sector agropecuario: “nuestra organización considera totalmente imprescindible disponer de herramientas para el control de las especies silvestres. No hacerlo, dejaría totalmente indefensos no solo a agricultores y ganaderos, sino al conjunto de la sociedad, que ya está viendo las consecuencias de una proliferación descontrolada de fauna salvaje (por ejemplo, la irrupción en las ciudades de manadas de jabalíes, los daños en las infraestructuras viarias de los conejos, etc.). 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído