Una plataforma para evitar gastos innecesarios en tratamientos fitosanitarios

 Una plataforma para evitar gastos innecesarios en tratamientos fitosanitarios
Una plataforma para evitar gastos innecesarios en tratamientos fitosanitarios

Evitar tratamientos químicos innecesarios ya es posible. La empresa Nebusens, que se encuentra en el parque científico de la USAL, ha creado un proyecto piloto que permitirá medir diversos parámetros para saber cómo actuar en diversos casos. En concreto, esta plataforma de comunicación inalámbrica que han creado mide la temperatura, la humedad, el agua caída por lluvias y la humedad foliar. Con ello, por ejemplo, y en esto trabajan en la actualidad, se puede saber si es necesario tratamientos fitosanitarios para evitar el mildiu, una enfermedad que afecta, sobre todo, a viñedos y olivos.

Esta enfermedad necesita una serie de parámetros climatológicos para reproducirse. Lo que permite este proyecto es que a través de un poste con sensores externos y, como mucho, una sonda subterránea que no produce ninguna invasión en el cultivo, se pueda medir ciertos parámetros en tiempo real de manera fácil y sencilla para saber si se puede ahorrar los productos químicos y la mano de obra, lo que produciría un ahorro de cerca de 3.000 euros y unos mejores productos y más ecológicos.

Este sistema, dicen desde Nebusens, se puede extrapolar a otros cultivos y sistemas de regadío ya que, en muchas ocasión, si la humedad del suelo es suficiente, no haría falta un nuevo regado que puede estar ya programado. Con este programa, a través de sencillas interfaces en ordenador o teléfonos móviles, se pueden enviar señales de activación y desactivación a los sistemas.

De momento, el proyecto ya se ha probado en tres bodegas del Penedés, en Cataluña, y en una de ellas ya ha resultado beneficioso ya que se han conseguido ahorrar el tratamiento contra el mildiu al no ser necesario dadas las condiciones. ?El uso de la tecnología sí que es productivo?, asegura Óscar García, de Nebusens.

Y ese es, precisamente, el principal problema al que se enfrentan. ?La aceptación del uso de las tecnologías no está muy extendido en estos sectores pero tienen que saber que la mayor ventaja para ellos es el ahorro de costes. En el caso del riego, por ejemplo, si lo tienes programado y puedes evitarlo, ahorrarás recurso natural y combustible?, dicen.

Para ello, animan a todos a probar y darse cuenta de la facilidad del proyecto. ?Es tan complicado como acceder a una página web. Ves unos datos fácilmente identificables y actúas en consecuencia. Para el agricultor no tiene ningún tipo de complejidad. Recibes alertas mediante correo, mensajes o cualquier otro tipo de informe informatizado. Es muy fácil e intuitivo?, afirma. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído