La Fundación Iberdrola colabora con la Sociedad Española de Ornitología, SEO/BirdLife, en un novedoso proyecto dirigido al estudio de los movimientos migratorios de las aves presentes en España. El programa La migración de las aves tiene como objetivo estudiar los desplazamientos estacionales de especies reproductoras en España e investigar los posibles cambios de patrones.
 
Para ello, SEO/BirdLife ha marcado con el apoyo de la Fundación distintas aves con emisores vía satélite y geolocalizadores. La información recogida por estos dispositivos permite describir los movimientos de cada especie durante aproximadamente cuatro años.
 
A lo largo del último año se han instalado por primera vez en el mundo aparatos GPS –de tan sólo cinco gramos de peso- a varios ejemplares de carracas con el objetivo de conocer los recorridos migratorios y zonas de invernada de esta ave, cuya población ha disminuido un 40% en España en los últimos años.
 
Además, se ha conseguido información de un ciclo completo de la vida de águilas calzadas, tres de ellas marcadas en Castilla y León, tras el regreso a España de cuatro ejemplares marcados con GPS en verano de 2011. La incorporación de las últimas tecnologías ha permitido describir las rutas seguidas a lo largo de más de 3.000 kilómetros desde sus zonas de reproducción hasta los lugares de invernada en Mali, Mauritania, Níger, Nigeria, Sierra Leona y Guinea, así como su retorno a las áreas de cría en España, atravesando el desierto del Sahara por el estrecho de Gibraltar.
 
Asimismo, se han obtenido los primeros datos sobre el itinerario migratorio del carricero tordal y se han podido identificar sus principales áreas de estancia en el África subsahariana, a donde emigra en invierno tras reproducirse en gran parte de las zonas húmedas de España. El acceso a esta información ha sido posible tras recapturar ejemplares marcados y retirar los geolocalizadores, de menos de un gramo de peso, que permiten estimar su posición mediante fórmulas astronómicas a partir de la cantidad de luz registrada por un sensor.
 
En el último año, con la colaboración de la Fundación Iberdrola se han marcado 148 ejemplares, siete de ellos con transmisores GPS (carracas, águila calzada, halcón abejero, buitre negro y cigüeñas blancas) y 141 con geolocalizadores (petreles de bulwer, carriceros tordales, ruiseñores y abejaruco europeo, tres de éstos últimos en Castilla y León).
 
La utilización de tecnologías de rastreo permite además seguir en tiempo real a través de la web del proyecto (www.migraciondeaves.org) los trayectos de las aves marcadas. Actualmente, esta página cuenta con información de 142 ejemplares de 18 especies diferentes y con más de 230.730 localizaciones.
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído