La reserva de agua en los embalses garantiza la normalidad en la próxima campaña de riego

El pantano de Santa Teresa se encuentra al 81,1% de su capacidad con 402 hm3 cúbicos, Irueña al 59,1% y Águeda al 74,7%

 Pantano Santa Teresapantanto Santa TeresaWhatsApp Image 2020 03 05 at 09.52.30
Pantano Santa Teresapantanto Santa TeresaWhatsApp Image 2020 03 05 at 09.52.30

Después de dos años de grave sequía en los tres últimos, los productores de regadío esperan que la próxima campaña pueda realizarse con normalidad y, a tenor de las últimas previsiones de la Confederación Hidrográfica del Duero, todo apunta que así será.

La CHD ha comenzado esta semana las reuniones de las juntas de explotaciones en los sistemas del Tormes y el Águeda para fijar una campaña de riego que, teniendo en cuenta la evolución climatológica, está garantizada con cantidades similares a las del pasado año. Con el nivel de agua embalsada hasta la fecha, la Confederación no descarta flexibilizar el inicio, adelantándola a la que es la fecha oficial del 1 de abril.

Actualmente, los embalses gestionados por la CHD superan el 81% de su capacidad total, con 2.332,4 hectómetros cúbicos almacenados, casi siete puntos más que hace un año (74,8%), y 14 por encima de la media de la última década (67,3%). 

Pantano Santa Teresapantanto Santa TeresaWhatsApp Image 2020 03 05 at 09.52.33

En la provincia de Salamanca, Santa Teresa se encuentra lejos de mínimo registrado en septiembre de 2017, en un año con una de las peores sequía que se recuerdan, cuando bajó hasta los 216,4. Los últimos datos de la CHD correspondientes a este viernes revelan que, con una capacidad de 496 hectómetros cúbicos, el volumen de agua embalsada está en 402,22 hm3, al 81,1% de su capacidad. El pasado año por esta misma fecha era de 399 hm3.

En el embalse del Águeda, con una capacidad de Irueña y Águeda de 123 hm3, acumulan actualmente 82 hectómetros cúbicos, casi el doble que el año anterior, con 48,4. Irueña está al 59,1% con 64,98 hm3 embalsados y el Águeda al 74,7% con 16,42 hm3 de agua embalsada. 

El 89% del agua embalsada, para uso agrario

El 89% del volumen de agua embalsada en la demarcación de la CHD se destina al uso agrario -regadío y ganadería-, frente al abastecimiento -7%- y la industria con un 4%. En general, las demandas actuales del sector agrario están atendidas con garantía; sin embargo puede surgir problemas "si se dan a la vez aumentos en la demanda, implantación de caudales ecológicos máximos y reducción de aportaciones que el cambio climático prevé".

Maiz

De las seis masas de agua subterránea con presiones significativas por extracción -Los Arenales, Salamanca, Medina del Campo, Tordesillas, Tierra del Vino y Páramo de Cuéllar- depende el riego de unas 90.000 hectáreas.

En el Plan Hidrológico de Cuenca vigente, PHD, refleja que casi 33.500 hectáreas no cumplían los criterios de garantía de suministro, lo que supone un 7% de la superficie total de regadío. Las zonas más afectadas son los sistemas con escasa o nula regulación artificial -Eria, Duerna, Curueño, Torío, Esgueva, Arandilla, Cabecera del Tormes…-; también grandes zonas regables en sistemas regulados que, sin llegar a incumplir garantías, presentan déficits importantes, especialmente en el año de la sequía 2016/2017.

Pantano de santa teresa (7)

Sin embargo, con sequía por efecto de cambio climático del 11%, ese 7% de superficie con incumplimientos pasaría al 27%, sin incrementar la superficie, y al 42% si se incrementa la superficie de regadío tal y como demanda la administración agraria.  Y, bajo un escenario de reducción de aportaciones, "las zonas reguladas con fallos de suministro se multiplicarían por cinco".  

El regadío de La Armuña incrementará la superficie regable en casi 6.500 hectáreas

El PHD vigente prevé un incremento de la superficie de regadío de 38.920 Ha (7%) en 2027 respecto a la actual, por lo que se pasaría a contar con una superficie de 585.654 hectáreas de regadío. Esto incrementaría la demanda anual hasta los 3.570 hm3. 

Estos incrementos proceden, básicamente, de la puesta en riego de La Armuña -en los términos de Campo de Peñaranda, Cantalpino, Póveda de las Cintas, Villaflores y Zorita de la Frontera- y la zona de Payuelos, en León, con decretos aprobados y actualmente en ejecución.  Actualmente está en marcha el proyecto de redes de riego de la zona regable de La Armuña Fase 1, con más de 42,7 millones de euros de inversión que permitirá transformar en regadío 6.491 hectáreas de 840 propietarios. 

RIEGO

"Habría que revisar en los dos casos las nuevas demandas planteadas y considerar si en los escenarios de cambio climático será posible atenderlas sin afectar a la garantía de los regadíos existentes, analizar su viabilidad económica y si están incluidas en los programas de desarrollo rural donde se hayan analizado diversas alternativas de desarrollo, considerando su impacto ambiental y sus sinergias con otras actividades de desarrollo sostenible".

Déficit de precipitaciones entre enero y febrero del 65%

En lo que va de año, del 21 al 27 de febrero han sido los días que se han registrado menos precipitaciones en Castilla y León. En conjunto, en el mes de enero de este año llovió un 53 de lo esperado y en febrero un 12%, por lo que según la Agencia Estatal de Meteorología, AEMET, hay un déficit de precipitaciones del 65%. La lluvia acumulada entre el 1 de octubre y el 27 de febrero -238,7 mm- supone un 2% más que el valor normal.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído