La Unión de Criadores de Toro de Lidia celebra que la nueva PAC se apruebe "sin discriminación a la raza de bravo"

Consideran que su exclusión "por motivos ideológicos" hubiera supuesto "una violación de los tratados europeos" y un negativo impacto económico para el sector de "más de 200 millones de euros"

0 Comentarios

Reses de Valdefresno. Foto de archivo
Reses de Valdefresno. Foto de archivo

La Unión de Criadores de Toro de Lidia celebró que la nueva Política Agraria Común fuese aprobada ayer en el pleno del Parlamento Europeo "sin discriminación a la raza de bravo", ratificando así el acuerdo alcanzado en junio de 2021 y las tres normativas aprobadas el 9 de septiembre que componen la nueva PAC, que se aplicará a partir de enero de 2023.

"Los ganaderos de bravo salvaguardan así sus derechos legítimos a recibir ayudas europeas y estar incluidos dentro de la PAC entre 2023 y 2027", informó la Unión de Criadores de Toro de Lidia en un comunicado remitido a Ical, tras la rueda de prensa celebrada esta mañana en Madrid junto a la Associação Portuguesa de Criadores de Toiros de Lide de Portugal y la Association des Eleveurs Français de Taureaux de Combat de Francia.

'Ha sido un hito juntar a los tres países en una finalidad común, que era defendernos del acoso que estábamos sufriendo', afirmó el presidente de la Unión de Criadores de Toro de Lidia, Antonio Bañuelos, añadiendo que su trabajo "no acaba aquí", dado el "obsesivo ataque contra el toro bravo por ciertos grupos de la Unión Europea, que va a continuar por distintas vías, incluidas las leyes de bienestar animal".

Por su parte, el vicepresidente de la Associação Portuguesa de Criadores de Toiros de Lide, Pedro Canas Vigouroux, resaltó igualmente "la importancia de todo el trabajo realizado. Vimos que los políticos europeos estaban mal informados, que habían tenido más en cuenta a gente que está en contra y no tenían un conocimiento exacto de la realidad. Por eso ha sido tan importante la alianza entre los tres países", concluyó.

Por último, Gerardo Arroyo, en representación del francés Alexandre Virgile, resaltó la importancia de la PAC para Francia hasta aseverar que “sin PAC no podría haber agricultura”. Además, desveló las intenciones de los grupos antitaurinos en la Eurocámara, cuya finalidad era “no puedo cargarme al toro, pero sí al ganadero”, en lo que interpretan como "una discriminación injusta", por lo que se pusieron "a trabajar a través de informes jurídicos que demostraron dicha discriminación hasta desmontar jurídicamente sus enmiendas", que fueron rechazadas ayer por el pleno del Parlamento Europeo.

Las tres entidades señalaron así que la exclusión de los ganaderos de toro de lidia de las ayudas de la PAC "por motivos ideológicos" hubiera supuesto "una violación de los tratados europeos", además de un negativo impacto económico para el sector, valorado por las asociaciones en "más de 200 millones de euros".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído