Para los agricultores y ganaderos de la provincia de Salamanca se les acaba, el viernes 31 de mayo, el plazo para presentar las modificaciones correspondientes a las solicitudes de la Política Agraria Común de 2013, con la finalidad de ajustar el contenido de la solicitud presentada a la realidad de la explotación y de esta forma evitar posibles penalizaciones.

 

Según un comunicado emitido por la Unión de Campesinos de Castilla y León, los productores que deseen modificar su declaración de superficie deberán presentar, preferentemente, en la Unidad Administrativa en la que presentaron la solicitud única, una nueva en la que incluyan las superficies de cultivo, forrajeras, barbechos, retiradas y otros aprovechamientos que sean objeto de modificación.
 
En las modificaciones podrán añadirse parcelas individuales o derechos de pago individuales siempre que se cumplan los requisitos fijados en el régimen de ayuda de que se trate, además, se podrá modificar el uso o el régimen de ayuda de las parcelas agrícolas ya declaradas en la solicitud única siempre éste ya se haya solicitado con otras parcelas en la solicitud única. Cuando estas modificaciones repercutan en algún justificante o contrato que deba presentarse, también podrá modificarse, añade.
 
No obstante, cuando se hayan comunicado al productor incidencias detectadas en su solicitud única como resultado de los controles administrativos o la intención de llevar a cabo un control sobre el terreno, y cuando este control haya puesto de manifiesto la existencia de irregularidades, no se autorizarán las modificaciones respecto de las parcelas agrícolas afectadas por la irregularidad.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído