El alcalde de León, Antonio Silván, se ha pronunciado este miércoles sobre la polémica paralización de unas obras para construir un restaurante de comida rápida KFC, en las que participa el concejal de Comercio Pedro Llamas. Cuestionado en una comparecencia pública por la prensa por si iba a cesar al concejal, como han pedido varios partidos de la oposición, ha esquivado la pregunta asegurando que "el equipo de Gobierno, en su totalidad, tiene mucho trabajo por delante, porque queremos sacar adelante esta ciudad y todo lo que tiene".

Sobre la situación el regidor se ha felicitado que el consistorio haya actuado "de manera diligente" ante la situación de las obras ilegales, "esté quien esté detrás de cualquier actuación".

Silván ha reconocido haber tenido una conversación con Pedro Llamas, aunque sin facilitar detalles, sobre la polémica pero ha insistido en su argumentario exculpatorio, "no hay levantada ninguna obra, que esa licencia se solicitó, que no se ha concedido aún y que en ningún caso se van a iniciar sin la licencia oportuna, porque el Ayuntamiento de León ha decretado la paralización de las mismas sobre ese solar".

El PSOE, que desveló la paralización de la sobra sin licencia, solicitó al alcalde de León este miércoles que cesara responsabilidades ante los hechos ocurridos con un miembro del equipo de Gobierno del PP. A esta petición se sumó León en Común y UPL mientras que Ciudadanos pedía aclarar todo lo acontecido.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído