Alicia García anima a las empresas abulenses a un esfuerzo para avanzar en la recuperación económica

 Alicia García anima a las empresas abulenses a un esfuerzo para avanzar en la recuperación económica
Alicia García anima a las empresas abulenses a un esfuerzo para avanzar en la recuperación económica

La jornada ?Empresas de Ávila, cómo aprovechar la recuperación económica?, organizada por la revista Castilla y León Económica, ha convocado en la capital abulense durante la tarde del miércoles a más de un centenar de empresarios de la provincia. En la clausura, la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, ha abogado por un esfuerzo colectivo, conjunto y coordinado de administraciones, empresas, trabajadores y ciudadanos para que el proceso de recuperación avance y despliegue su potencial con éxito, en particular en lo que respecta a la creación de empleo.

García ha señalado que la Junta de Castilla y León cuenta con un amplio y completo programa de actuaciones que va a desarrollar a lo largo de la actual legislatura, con medidas orientadas a la mejora del modelo económico y productivo, para hacerlo más competitivo, más sostenible, y más generador de empleo de calidad. El objetivo, según ha incidido la consejera, es mejorar el bienestar de los ciudadanos a través de unos servicios públicos de calidad y dar mejor respuesta a las necesidades de las personas más vulnerables y a la cohesión social y territorial en la Comunidad.

Escenario económico

De acuerdo con el escenario macroeconómico que acompaña a los Presupuestos Generales del Estado para 2016, se prevé un crecimiento medio anual del PIB nacional del 3,3 % en 2015 (más del doble del registrado en 2014, que fue del 1,4 %) y del 3 % en 2016; y el empleo aumentará, previsiblemente, a una tasa del 3 % interanual, tanto en 2015 como en 2016. En este contexto se sitúa la economía de Castilla y León, para la que se prevé un comportamiento similar al estimado para el conjunto nacional. De hecho, el escenario macroeconómico recogido en el Proyecto de Presupuestos de la Junta para 2016  contempla un crecimiento del PIB de Castilla y León del 2,9 % en 2015, casi el doble del registrado en 2014, que fue del 1,4 %, y del 2,7 % en 2016. Una evolución que se apoyará principalmente en el buen comportamiento del consumo privado y de la inversión, al tiempo que la demanda exterior seguirá teniendo una aportación positiva al crecimiento del producto.

El buen comportamiento de la actividad económica tendrá su reflejo en el mercado de trabajo. Así, en términos de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, se prevé que el empleo crezca un 2,3 % en 2015 y un  2 % en 2016, situándose la tasa de paro media anual alrededor del 17,8 %.

Y en Ávila, las perspectivas también apuntan a una consolidación paulatina de la recuperación económica: el número de empresas a 1 de enero de 2015 se situaba en 10.175, con un incremento del 1,5 % respecto a 2014. Según la EPA, la ocupación creció en el segundo trimestre un 4,77 %, duplicando el crecimiento tanto a nivel regional (2,31 %) como nacional (2,96 %), y las últimas cifras sitúan el paro registrado en 14.896 personas, con un descenso del 8,64 %. Si se hace referencia a los menores de 25 años, son 1.663 los desempleados, con un descenso todavía mayor, del 13,52 %.

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades se ha referido al papel de las administraciones públicas como procuradoras de un entorno lo más favorable posible para poder aprovechar al máximo las oportunidades que ofrece la recuperación, y al de los empresarios como protagonistas en un escenario que, aunque favorable a la recuperación económica, no está exento de riesgos y dificultades, al mismo tiempo que plantea retos y ofrece oportunidades. Un escenario en el que los verdaderos protagonistas son los empresarios.

Medidas económicas para el avance de la economía

Alicia García ha desgranado en su intervención algunas de las principales medidas, actuaciones y políticas que la Junta pondrá en marcha en la presente legislatura para ayudar a profundizar en la transformación y el avance de la economía de Castilla y León y para seguir superando los efectos, aún persistentes, de la larga crisis que se ha atravesado.

La consejera ha asegurado que el objetivo es generar un entorno favorable y que genere confianza, para lo que es esencial mantener unos niveles de déficit y deuda pública que sean sostenibles y que impliquen reducir al máximo la prima de riesgo, contribuyendo así a mantener los tipos de interés en niveles bajos. García ha señalado que tiene que establecerse un marco fiscal favorable para incentivar el consumo, la actividad económica y el empleo, con lo que en los próximos  años la Junta mantendrá el marco de beneficios fiscales autonómicos vigente y reforzará este marco a través medidas como la reducción de la tarifa autonómica del IRPF en 2016; la supresión de la tarifa autonómica del Impuesto sobre Hidrocarburos a partir del 1 de enero de 2016; la reducción de la tributación en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones en las transmisiones entre padres e hijos y cónyuges; o el establecimiento de nuevos beneficios fiscales para el fomento del emprendimiento y de la creación de empresas que incentiven el empleo.

Para Alicia García, estos beneficios fiscales aplicados a Ávila van a beneficiar a más de 11.000 familias, ya sea en ayudas a la familia, en el acceso a la vivienda o en ayudas sociales, con un montante total de 19,1 millones de euros.

La consejera ha desgranado en su intervención algunas de las principales medidas que la Junta tiene previsto desarrollar en diferentes ámbitos, como seguir avanzando en la simplificación y teletramitación de los procedimientos que afectan a las empresas. También se va a desarrollar una política de emprendimiento que facilite e impulse la creación de empresas en Castilla y León, con la elaboración de una Estrategia Integral de Emprendimiento e Innovación y especial atención al emprendimiento rural y al emprendimiento social. Además, para reforzar todos los factores que determinan la competitividad de la economía, se contará con el III Acuerdo Marco para la Competitividad e Innovación Industrial 2014-2020. Por su parte, la innovación tecnológica y especialización productiva se hará de la mano de la Estrategia Regional de Investigación e Innovación para una especialización inteligente de Castilla y León 2014-2020

El Gobierno autonómico tiene previsto, asimismo, dar un nuevo impulso a la internacionalización, con el objetivo de ampliar el número de empresas exportadoras, que lo hagan de forma habitual, y en nuevos mercados, a través de un nuevo Plan de Internacionalización Empresarial. En el ámbito del comercio, se elaborará una Estrategia para el Comercio 2016-2018, cuyo objetivo es incrementar la competitividad del comercio minorista, y un Plan de Comercialización enfocado a favorecer la cooperación entre la industria regional y los canales de distribución comercial. Una de las prioridades será también intensificar las actuaciones dirigidas al ahorro y la eficiencia energética, para lo que se diseñará una Estrategia de Eficiencia Energética de Castilla y León 2016-2020. Además, se seguirá haciendo un gran esfuerzo para disponer de una adecuada dotación de suelo industrial y empresarial, se potenciará la extensión de Internet de banda ancha y se tratará de desarrollar una política financiera que cubra las todas las necesidades reales de nuestro sector empresarial.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído