Los datos obtenidos en el primer semestre de 2013 en Burgos fueron algo superiores a los registrados en 2014 durante este mismo período: 13 donantes y 47 órganos extraídos, cifra que se incrementó hasta finales del año 2013 llegando a un total de 25 donantes y 84 órganos.
 
La extracción y trasplante de órganos sólo pueden realizarse en un hospital autorizado, con los medios y profesionales especializados. El Hospital Universitario de Burgos está preparado para realizar estas intervenciones en riñón y diferentes tejidos, para el resto de órganos son los equipos especializados de otros hospitales los que se trasladan y asumen la competencia.
 
El proceso de donación comienza por un acto de solidaridad y generosidad. La Ley sobre Extracción y Trasplante de Órganos garantiza el altruismo, la equidad, la gratuidad y el anonimato. Tras el fallecimiento de la persona, en circunstancias que permiten que alguno de sus órganos sea válido para un trasplante, se comprueba la voluntad expresada en vida por el donante, principalmente a través de una entrevista con su familia.
 
El equipo de Coordinación de Trasplantes realiza las comprobaciones de la muerte marcadas por la legislación además de valorar los órganos y tejidos para el trasplante, descartando la presencia de enfermedades que puedan ser transmitidas a los receptores. Si la donación es posible, se establece, en colaboración con la Organización Nacional de Trasplantes, los mecanismos que permitan llevar a cabo con éxito la donación y el trasplante en los receptores idóneos.
 
En los procesos de donaciones y trasplantes del HUBU pueden llegar a intervenir cerca de mil profesionales con ubicaciones geográficas distintas, no sólo sanitarios sino también de otros ámbitos (jueces, forenses y personal de los Juzgados, conductores de ambulancia, pilotos y personal de compañías aéreas y aeropuertos, fuerzas de seguridad, etc.).
 
En 2011 la Coordinación Regional de Trasplantes fue la primera de España en obtener el certificado AENOR ISO-9001, que garantiza los mejores sistemas de gestión de la calidad tanto en las actividades de donación como en las de promoción o en las de desarrollo de programas formativos. Para lograr la adecuada calidad del proceso es imprescindible la intervención eficaz y sincronizada de múltiples personas.
 
La Coordinación Regional de Trasplantes organiza cada año cursos para médicos postgraduados, residentes de Medicina Intensiva y enfermeras, sumando en total más de dos mil profesionales formados en nuestra comunidad.
 
En 2012 Castilla y León logró un récord histórico con 130 donantes de órganos. A pesar de estos buenos resultados, las donaciones no son suficientes y sigue habiendo personas que fallecen en espera de recibir un órgano.
 
Para poder donar los órganos y tejidos, la persona tiene que fallecer de forma brusca y no haber padecido enfermedades que puedan transmitirse a través del órgano o tejido trasplantado. La mayoría de los trasplantes proceden de donantes muertos, en determinadas circunstancias se puede obtener un órgano (por ejemplo un riñón) o una parte de un órgano (parte del hígado) a partir de donantes vivos.
 
Si se desea dejar constancia expresa de la voluntad en relación con la donación, se puede comunicar la decisión a familiares allegados, solicitar la tarjeta de donante (la tarjeta no compromete legalmente, si la persona cambia de opinión basta con comunicarlo y avisar a los familiares) o mediante el registro de instrucciones previas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído