Castilla y León registra un superávit de 447 millones de euros entre enero y noviembre de 2021, el 0,75% de su PIB

Hacienda sitúa el impacto asociado a la COVID en las cuentas de la Comunidad en los once primeros meses de 2021, en los 268 millones de euros

3 Comentarios

El edificio de la Junta Castilla y León en Salamanca
El edificio de la Junta Castilla y León en Salamanca

La Junta de Castilla y León registró un superávit en sus cuentas entre enero y noviembre de 2021 de 447 millones de euros, 101 millones más de capacidad de financiación que en el mismo periodo de 2020, cuando ascendieron a 346. Los datos difundidos hoy por el Ministerio de Hacienda y Función Pública, precisan que ese dato representa el 0,75 por ciento del PIB de Castilla y León, frente a una media del 0,69 por ciento para el conjunto de las autonomías que tuvieron un superávit de 8.315 millones de euros.

El estudio también expone en un informe recogido por Ical, que el impacto asociado a la gestión de la COVID-19 ascendió en los meses de análisis a 268 millones de euros, el 0,45 por ciento del PIB, un porcentaje que se elevó hasta el 0,52 por ciento de la economía para el conjunto de las comunidades, con 6.260 millones de euros.

El departamento que dirige María Jesús Montero explica que el superávit autonómico obedece a un incremento de los gastos del 7,1 por ciento, frente a los ingresos que crecen a un ritmo del 10,9 por ciento.

Entre los ingresos caben mencionarse los impuestos sobre la producción y las importaciones, que aumentan un 34,3 por ciento alcanzando la cifra de 14.694 millones, destacando el crecimiento de ITP y AJD en un 47,8 por ciento. Asimismo, también aumentan los ingresos por impuestos sobre el capital en un 56,3 por ciento hasta alcanzar los 2.907 millones. Por su parte, los ingresos por impuestos sobre la renta y patrimonio caen un 1,7 por ciento hasta los 48.815 millones.

Las transferencias entre administraciones públicas crecen un 12,1 por ciento hasta los 115.574 millones. Las transferencias recibidas del Estado representan el 50,4 por ciento de los recursos del subsector, destacando la partida recogida en la Ley de Presupuestos para 2021 por importe de 13.486 millones y destinada a dotar de mayor financiación a las autonomias para la cobertura de los servicios públicos fundamentales. Los ingresos obtenidos del resto de recursos se sitúan en 17.021 millones de euros, creciendo un 22,7 por ciento, debido, principalmente, al crecimiento de los fondos Federy FSE.

Entre los gastos, la remuneración de asalariados crece un 6,6 por ciento debido, entre otras razones, al mayor número de efectivos en educación y sanidad. Los consumos intermedios crecen un 1,6 por ciento hasta los 30.652 millones, de los cuales 19.152 millones corresponden al ámbito sanitario.

Las subvenciones aumentan un 30,9 por ciento hasta los 3.662 millones por el incremento de las ayudas al transporte, lo que se compensa con el descenso de los intereses, que disminuyen un 15,6 por ciento hasta 2.718 millones. Las transferencias sociales en especie se elevan en un 4,2 por ciento hasta los 28.360 millones debido al mayor gasto en conciertos sanitarios y educativos y al incremento del gasto en farmacia. Por su parte, las prestaciones sociales distintas de las transferencias en especie aumentan un 4,9 por ciento. Por último, la inversión crece un 9,9 por ciento respecto a 2020, alcanzando los 12.827 millones

El déficit de la Administración central (excluida la ayuda financiera) asciende en noviembre a 65.014 millones, que equivale al 5,4 por ciento del PIB. Si se incluye la ayuda a instituciones financieras el déficit supone el 5,41 por ciento del PIB.

Los Fondos de la Seguridad Social hasta noviembre de 2021 registran un superávit de 1.222 millones, frente al déficit de 18.443 millones alcanzado en el mismo periodo de 2020. En términos de PIB el superávit de la Seguridad Social se sitúa en el 0,1 por ciento, mientras que en el mismo periodo del año anterior se alcanzó un déficit que suponía el 1,64 por ciento.

El déficit conjunto de la Administración central, los Fondos de la Seguridad Social y las comunidades autónomas, excluida la ayuda financiera, se sitúa en 55.477 millones, lo que supone una reducción del 38 por ciento respecto a los 89.487 millones registrados en el mismo período de 2020. Esta cifra equivale al 4,61 por ciento del PIB. Si se incluye el saldo de la ayuda a las instituciones financieras, el déficit supone el 4,62 por ciento del PIB.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído