Castilla y León “salió de la recesión” en el tercer trimestre de este año, con un crecimiento intertrimestral de su PIB de una décima desde el cero por ciento de los tres meses anteriores. Sin embargo, la Comunidad registró una variación negativa interanual del 0,9 por ciento, cuatro décimas mejor que en el trimestre anterior. La consejera de Hacienda de la Junta, Pilar del Olmo, destacó que estos datos son “esperanzadores y positivos” y vaticinó que se cerrará el año con un “crecimiento intertrimestral sostenido” para lograr en 2014 un avance de la economía del 0,7 por ciento.
 
Pilar del Olmo ofreció un análisis pormenorizado de los datos de la Contabilidad Regional, y explicó que el estudio de la evolución del PIB durante el tercer trimestre de 2013 desde la perspectiva de la oferta refleja un mejor comportamiento del Valor Añadido Bruto en todos los sectores productivos en términos interanuales a excepción del sector primario, que anotó una leve desaceleración respecto del trimestre anterior.
 
En concreto, el VAB del sector primario de Castilla y León mostró en el tercer trimestre de 2013 un crecimiento interanual que alcanzó el cinco por cienro, ligeramente inferior al del periodo precedente (5,2 por ciento), debido a la mayor contracción de la producción ganadera. Epresó que el último avance disponible de producción de cultivos de la campaña 2012/2013 (correspondiente a septiembre de 2013) muestra un importante aumento respecto a la campaña anterior; mientras que en el sector ganadero se aprecia un descenso de la producción superior al observado en el segundo trimestre.
 
En cuanto al VAB de la industria, registró una disminución del 2,1 por ciento en el tercer trimestre de 2013, inferior a la experimentada en el trimestre anterior, que fue del 3,7 por ciento, debido al menor retroceso de la actividad productiva de las ramas energéticas y del VAB de las ramas manufactureras, siempre según la consejera.. En este sentido, las ramas energéticas bajaron el 2,3 por ciento interanual (muy por debajo del decremento del trimestre anterior, que fue del 7,1 por ciento). Ranto la Producción y distribución de energía eléctrica, gas y agua como la producción de las ramas Extractivas experimentaron un mejor comportamiento en este tercer trimestre de 2013. Por su parte, las ramas manufactureras registraron una variación anual negativa del 2,1 por ciento en este trimestre, descenso menos intenso que el del segundo trimestre (2,8 por ciento) debido a las contribuciones positivas observadas en numerosas ramas, en especial en las industrias Alimentarias, de Madera y corcho e Industrias manufactureras diversas, que contrarrestaron la repercusión negativa de otras como la de Material de transporte y Otros productos minerales no metálicos.
 
En el sector de la construcción se apreció una reducción del 5,7 por ciento en el tercer trimestre del año, dos décimas menos que el precedente, observándose un descenso del ritmo de caída en el sector residencial y en la actividad de la obra civil. Por último, el VAB del conjunto del sector servicios presentó un descenso del 0,7 por ciento en el tercer trimestre de 2013, inferior en una décima al del periodo anterior, como consecuencia de un comportamiento más favorable de los servicios de mercado y de no mercado. Así, en los servicios de mercado la variación anual fue del cero por ciento (frente a un descenso del 0,1 por ciento en el segundo trimestre del año). Por su parte, los servicios no de mercado redujeron con menor intensidad su actividad, observándose una disminución del 2,5 por ciento (frente a bajada del 2,6 por ciento en el trimestre anterior).
 
Demanda
 
Desde el punto de vista de la demanda, Pilar del Olmo indicó que en el tercer trimestre del año se redujo en seis décimas la contribución negativa de la demanda interna al crecimiento del PIB, situándose en 1,9 puntos porcentuales. Por otro lado, el sector exterior registró una aportación positiva en este periodo de un punto porcentual, ligeramente inferior a la anotada en el precedente.
 
El gasto en consumo final descendió el uno por ciento interanual en este trimestre (en el anterior periodo se redujo el 1,6 por ciento), como resultado de la menor contracción de sus componentes. En el caso de los hogares bajó el 0,3 por cienro (en el trimestre precedente lo hizo en seis décimas) y en el de las Administraciones Públicas cayó el 3,4 por ciento (cinco por ciento de rebaja en el segundo trimestre).
 
En cuanto a la formación bruta de capital (inversión), sufrió un decremento interanual del 5,8 por ciento, menos intenso que el contabilizado en el segundo trimestre (6,7 por ciento). La formación bruta de capital fijo redujo su ritmo contractivo hasta situarse en el 6,2 por ciento en términos interanuales (frente al 6,9 por ciento de rebaja en el periodo anterior), debido al menor retroceso de sus dos componentes. La inversión en bienes de equipo disminuyó el 3,8 por ciento interanual, siete décimas menos que en el trimestre precedente (menos 4,5 por ciento). Por su parte, la inversión en construcción registró un descenso del 8,4 por cienro, menor al observado en el trimestre anterior (menos nueve por ciento). Por último, la variación de existencias mantuvo un efecto neutro sobre el crecimiento del PIB.
 
El sector exterior presentó una aportación positiva al crecimiento del PIB de un punto porcentual en el tercer trimestre de 2013 (tres décimas menos que en el segundo), observándose una desaceleración de las exportaciones y un mayor aumento de las importaciones totales, con variaciones del 1,7 y el 0,4 por ciento, respectivamente. En cuanto al empleo, medido en puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, disminuyó el 4,8 por ciento en este tercer trimestre ( menos 4,6 por ciento en el anterior), donde se redujo el ritmo contractivo en todos los sectores productivos excepto en las ramas primarias y en los servicios no de mercado.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído