El Clínico de Valladolid, primero en implantar una asistencia ventricular que dura más y mejora el estado del paciente

Suele implantarse cuando el corazón no se contrae y no puede bombear la sangre al resto del organismo

EP

0 Comentarios

Equipo que ha realizado la implantación de la asistencia ventricular en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid - HCUV
Equipo que ha realizado la implantación de la asistencia ventricular en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid - HCUV

El Hospital Clínico de Valladolid ha sido el primer centro en España y uno de los pocos en Europa en implantar una asistencia ventricular izquierda que extiende su uso en el tiempo sin problemas y mejora el estado del paciente, con una insuficiencia cardiaca cuyo pronóstico sin tratamiento es muy malo.

Este tipo de dispositivos, en este caso denominado 'Impella 5.5', se suelen implantar cuando el corazón no se contrae y no puede bombear la sangre al resto del organismo y suele hacerse en el caso de pacientes que sufren estas patologías, los cuales suelen evolucionar desfavorablemente aún con tratamiento médico, principalmente como terapéutica "puente" al trasplante o de cara a una futura recuperación en determinados enfermos.

Así lo ha señalado en declaraciones a Europa Press el jefe del Servicio de Cirugía Cardiaca del Hospital Clínico de Valladolid, Juan Bustamante, quien ha destacado las ventajas en el tratamiento que supone este implante, que permite mejorar el estado del paciente, por un lado, pero por otro la duración de su uso, muy superior al de anteriores --Impella es una saga que ha evolucionado y con la que tiene mucha experiencia el equipo--, de hasta 30 días sin fallos y sin que aparezcan complicaciones asociadas al mismo, por lo que el pronóstico del paciente mejora.

Este implante se realiza mediante la inserción a través de un tubo de dacron cosido a la arteria axilar del paciente después de realizar una pequeña incisión justo por debajo de la clavícula, una técnica que el Clínico es uno de los pocos hospitales en utilizar. El uso de la misma en lugar de hacerlo vía femoral, como suele hacerse en los cateterismos, permite que el paciente pueda levantarse, leer, utilizar una tablet o realizar ejercicios de rehabilitación para combatir el deterioro del paciente asociado a un ingreso de larga duración.

El dispositivo implantado tiene una forma parecida a un catéter aunque su diseño y funcionamiento es mucho más complejo. Su extremo distal es de material porcelánico y lleva una bomba micro axial quedando dentro del corazón del paciente. Esta bomba lo que hace es recoger la sangre de dentro del ventrículo izquierdo y enviarla a la aorta aportando un flujo de sangre de 5,5 litros por minuto.

De esta forma, se consigue compensar la mala función del corazón y acabar alcanzando el efecto que tendría si este se contrajera de forma normal.

Avances tecnológicos

Este nuevo dispositivo, además de los beneficios que supone para el paciente, esta dotado de la última tecnología y cuenta con sensores ópticos en la parte distal, la que queda dentro del corazón, y también en la aorta, que permiten medir la presión en distintos puntos dentro del corazón del paciente, así como otros parámetros y facilitan el tratamiento en la unidad de enfermos críticos cardiológicos.

Estos sensores ópticos nos permiten saber que el dispositivo esta correctamente posicionado y hacen posible una "más rápida y segura recuperación", además de que el paciente puede hacer una actividad casi normal.

El implante se llevó a cabo en un paciente de 58 años en el quirófano de cirugía cardiaca, para lo que los cirujanos cardiacos contaron con la ayuda de hemodinamistas, anestesiólogos y cardiólogos de la unidad de cuidados críticos así como personal altamente cualificado de enfermería, dada la complejidad del tratamiento. Además, el equipo recibió asesoramiento por parte de un experto de Milán.

Dado que el implante se realiza mediante una pequeña incisión justo por debajo de la clavícula, insertando el dispositivo a través de la arteria axilar y llegando a colocarlo dentro del corazón, es preciso comprobar durante las distintas fases de la intervención con sistemas de radiología y con ecocardiografía la evolución del procedimiento.

Pese a la complejidad de la técnica esta se llevo a cabo de forma coordinada entre los distintos especialistas de forma exitosa y permitió extubar al paciente a las pocas horas de la realización de la operación.

Mejora en los transplantes

Juan Bustamante ha señalado que el uso de este tipo de implantes que por primera vez se ha hecho en España permitirá optimizar los programas de donación y trasplante porque incorpora una terapéutica en el cual el paciente es asistido durante un periodo de tiempo más prolongado.

Así, se pueden sentar las bases a una mejora en el manejo de los pacientes, a los que se puede soportar desde el punto de vista hemodinámico durante más tiempo, lo que permitirá de alguna manera "optimizar" lo que es el proceso de la donación y el trasplante, todo ello en el contexto de la complejidad que con lleva un trasplante cardiaco.

 

El uso de este tipo de innovaciones abre puertas a que otros centros se interesen por este tipo de técnicas y dispositivos gracias al contacto entre los pocos expertos en este campo del tratamiento de la insuficiencia cardiaca avanzada y la viralización de la información, lo que hace que los pacientes se beneficien de la terapéutica y los profesionales tengan un desarrollo profesional.

El doctor Bustamante ha incidido en el hecho de que, en un escenario adverso dada la crisis generada por la pandemia, se cuente con el aval tanto de la dirección del hospital como de Sacyl para, sin limitación, poder incorporar nuevas tecnologías y dar el mejor tratamiento.

El Clínico de Valladolid, primero en implantar una asistencia ventricular que dura más y mejora el estado del paciente


Además, durante la pandemia se ha seguido trabajando y, si al inicio de la misma, se pudo empezar a tratar a los pacientes con insuficiencia mitral mediante el implante de prótesis cardiacas a través de una pequeña incisión en el tórax mediante nuevas prótesis diseñadas para ello, en lo que el Clínico fue el cuarto centro de España en iniciar estos tratamientos, se ha logrado llevar a cabo este tratamiento, de los más seguros y novedosos que existen hasta el momento a nivel mundial, en plena sexta ola.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído