Tres personas tuvieron que recibir asistencia sanitaria por el incendio ocurrido en el Centro Residencial de Salud Mental Casta Arévalo, en Arévalo, que obligó a la evacuación de todos los residentes mientras se extinguió el fuego.

Al parecer, el fuego se produjo por una colilla de un cigarrillo mal apagada, que prendió un colchón, en una de las habitaciones de los residentes del centro residencial situado en el Paseo San Juan Bosco.

El hecho fue conocido a las 22,16 horas de la noche del viernes, cuando una llamada alertó del hecho al Centro de Emergencias Castilla y León 112 y al menos ya se necesitaba asistencia médica una persona que sufría síntomas de intoxicación por humo.

En total fueron atendidas tres personas: un joven de 29 años, que fue trasladado al Centro de Salud de Arévalo; y otros dos hombres, de 50 y 44 años, que fueron trasladados al Complejo Asistencial de Ávila.

En las tareas intervinieron los bomberos de Ávila y los de la Diputación de Salamanca llegados desde Peñaranda de Bracamonte, Guardia Civil, Policía Local de Arévalo, Protección Civil de Arévalo, y una ambulancia de soporte vital básico con personal sanitario de Atención Primaria del Centro de Salud de Arévalo. También fue activado el centro coordinador de emergencias (CCE) de la Agencia de Protección Civil ante la posibilidad de realojar a residentes del edificio afectado.

Antes de la llegada de los servicios de emergencia el personal del centro evacúo a los residentes e hizo frente al fuego con extintores. Los bomberos participaron en la extinción definitiva y en la ventilación del centro, así como en restablecer las condiciones de habitabilidad de las habitaciones.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído