Las máquinas retroexcavadoras iniciaban esta mañana el derribo de la capilla del Hospital Provincial de Zamora. Sin previo aviso, los obreros comenzaban a demoler un edificio que en las últimas semanas ha generado un gran debate social. No obstante, las asociaciones de vecinos en general, y sobre todo la Asociación de Vecinos de los Bloques en particular, habían mostrado su rechazo a demoler un edificio que podía utilizarse para diferentes cometidos. Su mantenimiento también había sido defendido por diversas corrientes políticas y culturales. Pese a todo, esas protestas no han servido para mucho y los trabajos de demolición están en marcha

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído