1. El misterio de la llamada del policia jubilado al 112

Pedro Mielgo, el policía jubilado testigo principal en el asesinato de Isabel Carrasco, ha sostenido que no se reconoce como el autor de una conversación telefónica supuestamente entre él mismo y el Servicio de Emergencias Sanitarias 112, mantenida el 12 de mayo de 2014, y que revelaba detalles concretos de cómo sucedieron los hechos. Este 'misterio' ha alarmado en la sala de Vistas, principalmente al jurado popular y a la acusación, ya que podría aprovecharse por la defensa de las acusadas pidiendo "falso testimonio". En cualquier caso, este giro en el juicio que podría poner en entredicho el testimonio del que hasta ahora se consideraba el testigo clave de la investigación, deberá ser contrastado. La mujer del policía jubilado, Elena Morandeira, que ha escuchado la misma grabación, sí que ha reconocido la voz de su marido. Algunos de los agentes que participaron en la detención de Montserrat bajo declaración, este jueves, han asegurado ver al policía jubilado con un móvil.

2. ¿Héroes o villanos? ¿Qué pasa con los agentes de Burgos?

Los policías que llegaron de Burgos para colaborar en la investigación del asesinato de Isabel Carrasco pudieron actuar con "exceso de celo", según   las declaraciones de la inspectora jefa de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta, aunque justificó que no constara su presencia en la visita que hicieron con otros agentes a Raquel cuando ésta avisó de que había encontrado el arma, porque dijo que no siempre figuran todos los nombres. Además, consideró "un error de actuación" que inicialmente negasen ante la juez su presencia en casa de Raquel, cosa que reconocieron semanas después.

Respecto a la actuación de estos agentes, en respuesta a las preguntas del abogado de la defensa de Triana y Montserrat, García García, la inspectora afirmó muy contundente, que "por ser familia del Comisario de Astorga, los compañeros de Burgos les dieron trato amable, y ahora se está aprovechando la situación para darle la vuelta a las cosas".

3. Lo que dicen los compañeros de Raquel Gago de su colega

Cuestionada sobre qué opinaba sobre que hubieran transcurrido 30 horas hasta que Raquel entregó el arma en caso de que estuviera implicada la inspectora de la Udev manifestó que "pueden ocurrir dos cosas: que no sepas lo que hay y otra, que lo sepas y que tomes tú tiempo para pensar cómo lo vas a hacer" y añadió que tuvo tiempo suficiente para esconderla o deshacerse de ella.

Un compañero de Raquel Gago ha explicado ante el tribunal del jurado que el día después del crimen patrulló con ella y que ambos participaron en el dispositivo especial de vigilancia establecido por el velatorio de Isabel Carrasco instalado en la Diputación. En resumen, según este mismo testigo Gago se bloquea en situaciones de estrés, pero estaba "normal" el día después del crimen de Carrasco.

4. El bloqueo de Raquel, y cuando Carrasco "entró" a Triana

Triana: "Como no me quise acostar con ella, Carrasco se encargó de que no sacara mi plaza". La hija de la asesina confesa de Isabel Carrasco mantiene firme su versión, dejando que recaiga toda la culpa sobre su 'mamá'. Justifica con la teoría del acoso sexual el paso de una relación extraordinaria con su 'jefa' a una persecución en toda regla.

Raquel, por su parte, aseguró que "no tiene ningún motivo" para estar involucrada en la muerte de la presidenta, "sólo conocía de vista o en medios a Isabel Carrasco" y no perjudicó a nadie de su familia directa o indirectamente, así como algún "motivo de dependencia" con Triana Martínez. "¿Se arriesgó unas 30 horas a que la policía la detuviera?" "Porque no sabía nada" del arma, afirmó, queriendo justificar en eso seguir "con mi vida normal". La psicóloga que la ha tratado un año "entiende perfectamente mis reacciones, un choque en mi cabeza al entrar la parte racional con la emocional por ser una persona cercana y que conoces", de modo que no hubiera actuado de esa forma "si la persona no tuviera para usted ese componente sentimental".

5. El testimonio del policía testigo del crimen desmonta la teoría de Montserrat y Triana

El testimonio del policía testigo del crimen, Pedro Mielgo, desmonta la teoría de Montserrat y Triana que pretende exculpar a la hija de la asesina confesa de Carrasco -Triana-. Pedro Mielgo ha declarado seguro y con detalle que "no perdió de vista a Montserrat, que desapareció en la Plaza de Colón sin deshacerse del bolso con el revólver".

De esta forma, la versión de los hechos defendida por Montserrat y Triana se cae, ya que el testigo asegura que en ningún momento Montserrat se desprendió del bolso bandolera, del que el policía jubilado asegura que "podía ver la mano y la culata del revólver", ni lo arrojó en ningún garaje de la calle Lucas de Tuy.

6. La insistencia de no juzgar a Isabel Carrasco, sino el delito de su asesinato

Puede resultar inevitable buscar los motivos de un crimen, cuando la víctima es una persona conocida en la sociedad. Y más si la fama que la precede no es la deseada... Isabel Carrasco era la presidenta de la Diputación y presidenta del Partido Popular en León -junto a una larga suma de más cargos-, y una cara conocida para la mayoría de la sociedad. Por este motivo, por la antipatía que muchos ciudadanos sentían al ser conocedores de sus "abusos de poder" gracias a su cargo en la Diputación, muchas personas podrían llegar a justificar la intención de una madre desesperada que sentía "que acosaba y hacía imposible la vida a su hija". Esto sería un error, y el fiscal, y los abogados de la acusación, de las partes y popular, no se han cansado de repetirlo una y otra vez.

7. Montserrat repite su autoría del asesinato, y explica que si Rajoy hubiese dejado cambiar de presidenta, no estarían en esta situación

"No estoy arrepentida. Si dijera lo contrario mentiría. Sino, hubiera ido al entierro de mi hija". Este martes, pasadas las 17.00 horas, Montserrat declaró, contestando las preguntas de su abogado, que su hija y Raquel no formaban parte de ningún plan para acabar con la vida de Isabel Carrasco, y que si la mató fue porque temía que su hija pudiese suicidarse.

8. Lloros y emociones... pocas

Los momentos más intensos del proceso se han vivido cuando las acusadas han llegado a emocionarse, aunque en contadas ocasiones. Montserrat, fría y bastante tranquila, solo se ha emocionado cuando han recordado el supuesto acoso laboral, social y sexual que su hija sufrió por parte de Carrasco. Raquel Gago, la mas moderada de las tres, ha perdido la compostura al no poder contestar los motivos por los cuales su amiga Triana dejó el revólver en su coche: "No tengo vida desde que pasó", ha declarado antes interrumpir su declaración a causa de las lágrimas.

Triana ha sido la que en más ocasiones ha llorado, pero de manera controlada. Los momentos más delicados para ella han sido cuando le han preguntado por la implicación de su amiga Raquel: "Ya siento haber dejado eso ahí". "Raquel es buena, tímida, introvertida y maja", son algunas de las palabras que ha dirigido a su amiga. Y también al recordar los episodio del supuesto acoso sexual, y al relatar cómo una amiga suya se suicidó hace unos años, y dos jóvenes más hijos de compañeros de su padre -este tema salió en relación al miedo que Montserrat tenía de que su hija, presionada por el supuesto acoso de Carrasco, y debido a la depresión que estaba sufriendo, pudiera correr la misma suerte-.

9. Los rifirrafes entre el magistrado presidente, el fiscal y los abogados de las partes

Se palpan tiranteces entre el magistrado presidente Carlos Álvarez; el fiscal Emilio Fernández; los abogados de la acusación, Beatriz Llamas y Carlos Rivera; de la defensa, José Ramón García García -de Triana y Montserrat- y Fermín Guerrero -de Raquel Gago-. Sí, hay tensión en el ambiente, y no precisamente la que se respira por parte de las acusadas. El magistrado presidente ha tenido que interrumpir en varias ocasiones a los abogados y al fiscal para pedirles que "no repitiesen preguntas", "que dejasen contestar a las acusadas y no respondiesen por ellas" y "que no insistieran en repetir preguntas hasta tres veces para escuchar la respuesta que estaban esperando". El magistrado presidente también ha pedido que las partes fueran concisas en sus interrogatorios ya que sino el esfuerzo podría ser contraproducente para el jurado, debido a que algunas declaraciones, como la de Triana la mañana de este miércoles, ha superado las 4 horas.

10. Las estrategias de los abogados de la defensa ¿posible pacto?

Llama la atención la coincidencia entre las versiones de los abogados la defensa, José Ramón García García -de Triana y Montserrat- y Fermín Guerrero -de Raquel Gago-. A pesar de algunas contradicciones con los abogados de la acusación, las horas de las llamadas entre Triana y Raquel el día del asesinato de Isabel Carrasco coinciden para García y Guerrero. Además, ambos coinciden en la inocencia de Raquel usando argumentos similares y se esfuerzan en romper la hipótesis de la existencia de un plan organizado, en el que aseguran que Raquel no realizó seguimiento.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído