Las fiestas de los pueblos, 'motivo de alegría y celebración' según Barcones

La delegada del Gobierno en Castilla y León destacó esta mañana en la localidad soriana de Tardelcuende la importancia de los festejos, tras la pandemia

0 Comentarios

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones. foto de archivo
La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones. foto de archivo

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, destacó esta mañana en la localidad soriana de Tardelcuende la importancia de las fiestas, que llegan en estas fechas a muchos de los pueblos de la Comunidad, por ser “punto de reencuentro y de alegría, sobre todo después de dos años en los que la pandemia no nos ha dejado disfrutar con la familia y con los amigos de esos momentos tan especiales”, así como formas de "dinamización económica".

Para Barcones, son fiestas que, en muchos casos, sirven para “rememorar otros tiempos en las que las calles de nuestras localidades tenían más vida, momentos de nuestro pasado, y recordar a nuestros antepasados. Las nueve provincias de Castilla y León recuperan por unos días a muchas de las personas que un día tuvieron que irse por falta de oportunidades y también a sus hijos y nietos”.

“Además, vivimos momentos en los que necesitamos un impulso a la economía de las familias, de las pequeñas y medianas empresas locales, de los ayuntamientos. La actividad lúdica y festiva también ayuda a generar riqueza y, por qué no destacarlo, a levantar el ánimo. Buena falta nos hace para desprendernos del manto de tristeza que la pandemia ha desplegado por todo el mundo”, concluyó en un comunicado remitido a Ical.

La representante del Gobierno de España en Castilla y León realizó estas declaraciones esta mañana durante su asistencia a los actos a los que ha sido invitada por el alcalde de Tardelcuende, Ricardo Corredor, con motivo de las fiestas en honor de la Virgen del Rosario y San Esteban Protomártir.

Barcones aprovechó el momento para poner como ejemplo a seguir la senda iniciada por el alcalde de la localidad, que "ha sabido recuperar la resina como motor de desarrollo y de generación de empleo". Alabó su “clarividencia a la hora de ver futuro en el pasado, de saber sacar rendimiento para su pueblo de lo que siempre estuvo ahí, de la resina”.  

Gracias a este recurso, en un municipio de 400 habitantes se han empadronado 47 nuevos vecinos en los últimos años. Tardelcuende se acercaba en la década de los años sesenta del pasado siglo a los mil habitantes.

El alcalde está convencido, según ha dicho, de que podrían ser más las personas que se asentaran en la localidad si el ayuntamiento tuviera apoyo para poder ofrecerles viviendas sociales. Igualmente, considera que el sector de la resina tiene mucho margen de crecimiento en la provincia puesto que, de acuerdo con los datos que ha ofrecido, hay 13 millones de pinos resineros de la especie pinaster.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído