En cada expositor una sorpresa. Los productores ecológicos de España y Portugal que se dan cita en Ecocultura siguen esforzándose por aportar algo nuevo, diferente del resto y captar la atención del visitante. No faltan en esta décima edición los productos más asociados a la actividad ecológica, las frutas y las hortalizas, aceite de oliva, mermeladas, pan y la Harina Tradicional Zamorana.

Las frutas del bosque son uno de los hilos conductores de esta feria que cuenta entre sus principales novedades con la primera cerveza ecológica producida en Castilla y León y con el primer vino de naranja que se realiza en España.

Tarongino es la creación de Naranjas Ché, un vino elaborado “a partir del zumo de naranja, con un proceso muy similar al del vino tradicional, fermentando el zumo en cubas, aunque hacen falta mucha más cantidad de naranja que de uva para elaborar una botella”, explica a Zamora24horas uno de sus creadores, Gonzalo Antelo.

Las naranjas con las que lo elaboran son ecológicas, “porque eso es lo que llevamos años haciendo, solo que para el vino las seleccionamos cuando están más maduras, para que tenga un punto de dulzor que ayuda al vino”. Sin embargo, el sabor tiene “un toque ácido del cítrico y algo amargo de la piel de la naranja” y con su color se asemeja mucho al vino blanco. Con 9 grados, Antelo lo recomienda “especialmente para los aperitivos, porque resulta muy suave de tomar”. Tan sólo llevan dos años vendiendo este vino que les ha costado dos años de preparación y del que esperan producir “entre 40.000 y 60.000 botellas al año”.

Los expositores de alimentación le han ido ganando terreno al textil y el resto de productos dentro de la feria. Además de los cosméticos, otra de las áreas más pujantes del sector, también hay espacio en Ecocultura para pequeñas iniciativas llenas de creatividad, como la de Ángela Illán.

“La simplicidad es la máxima expresión de la sofisticación”. Esta cita de Leonardo Da Vinci aparece reflejada en los folletos explicativos que Illán tiene en su expositor y que resumen la idea general de su muestra. Joyas elaboradas con papel. “Es un trabajo minucioso, muy cuidado y laborioso, porque cada pieza está compuesta de decenas de finas hojas de papel que han sido tratadas de manera individual, pintadas y después pegadas para dar forma a cada una de las joyas”, comenta Ángela Illán a Zamora24horas.

Esta debutante en Ecocultura se mezcla con algún productor que prácticamente no se ha perdido ninguna feria, con varias bodegas que traen a Ifeza sus vinos de cuidada producción ecológica y con las clásicas degustaciones de dulces, aceite o queso. Un recorrido repleto de placeres sensoriales pero, eso sí, todos ecológicos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído