La gran mayoría de castellanoleoneses demandan más puntos de reciclaje en espacios naturales, al estar más frecuentados este verano

El 85% admite que, después del confinamiento, valoran más los entornos naturales de su región y están más concienciados con su conservación

 Marcha vilvestre senderismo (1)
Marcha vilvestre senderismo (1)

Agosto, el mes por excelencia de las vacaciones, está marcado este año por el cambio de hábitos obligado por la “nueva normalidad”. Mientras que un 25% de los castellanoleoneses reconoce no haber modificado sus planes este verano respecto a otros años, la mayoría está priorizando las actividades al aire libre y en espacios menos concurridos en mayor medida que otros años. Es una de las principales conclusiones de la encuesta realizada por Ball, el mayor productor de latas de bebida del mundo, y el Instituto IO Sondea de Investigación de Mercados.

Debido a la situación causada por la pandemia de la COVID-19, el 49% de los encuestados en Castilla y León ha decidido quedarse en su comunidad durante las vacaciones. Y a la hora de señalar sus actividades favoritas este verano, los picnics al aire libre (32%) y el senderismo en zonas verdes (29%) superan este año a un plan estrella de la época estival como es ir a la piscina (8%). Sin embargo, y a pesar de la situación actual, la forma de socializarse de la población castellanoleonesa parece no haber cambiado, ya que este verano se sigue prefiriendo ir a terrazas de bares y restaurantes (32%) antes que quedar en casas de amigos (29%).

Después del confinamiento, mayor concienciación medioambiental

Los meses de confinamiento, unidos al temor por compartir lugares cerrados con más personas, han hecho que los habitantes de Castilla y León valoren más los espacios naturales. Así, el 85% de los participantes en la encuesta reconocen que ahora están más concienciados sobre la conservación del entorno de lo que lo estaban antes del período de cuarentena.

Fruto de esta mayor concienciación, nueve de cada diez castellanoleoneses creen que los espacios naturales deberían contar con más puntos de reciclaje, dada la mayor ocupación este verano por las restricciones de aforo y el miedo a frecuentar espacios cerrados.

Planes al aire libre: comida de casa y envases reciclables

Pasar el día fuera de casa con familia o amigos constituye una de las actividades más habituales en verano. Para estas ocasiones, este año los habitantes de Castilla y León se decantan por llevar la comida preparada de casa (52%), por delante de otras opciones como comer en un bar o restaurante (26%) o volver a casa antes para no comer fuera (14%).

Entre aquellos que eligen comer al aire libre, el 91% admite que ahora intenta ser más sostenible al preparar todo lo necesario para un picnic en la naturaleza. Para ello, las pautas más seguidas son depositar los residuos en el contenedor correspondiente (82%), adquirir envases de comida y bebida de la máxima reciclabilidad (65%) y usar bolsas de tela (62%).

“La creciente preocupación por el medioambiente está motivando que los castellanoleoneses se planteen cada vez más su forma de consumir y apuesten en mayor medida por envases sostenibles. La lata de aluminio no solo es ligera y fácil de llevar -uno de los principales requisitos del envase ideal para el verano, según la encuesta- sino que reúne los atributos de la máxima reciclabilidad por ser 100% reciclable, pudiendo dar lugar a otro envase de igual calidad en un proceso rápido, sencillo y de bajo coste”, señala Cyrille Vecchi, manager de Sostenibilidad para el Sur de Europa de Ball.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído