Peligroso encierro del toro embolado que se desarrolló la noche del 17 al 18 de agosto en Fuentelapeña. Como en los anteriores, cientos de personas no quisieron perderse uno de los espectáculos taurinos más llamativos no solo de este municipio sino de toda España, ya que esta modalidad de encierro resulta muy atractiva para los corredores por las características particulares que conlleva.

Pero en este caso, la suerte que hubo en los anteriores encierros se esfumó y se produjo una cogida dramática. Un vecino de la localidad grabó el lance en el que el toro acorraló a un mozo y lo embistió en varias ocasiones. Cuando el mozo logró incorporarse, el astado volvió a ir a por él, hasta que otros corredores lograron llamar la atención del toro para que se alejase de la zona.

Inmediatamente y ante la evidente gravedad de la cogida, los servicios sanitarios trasladaron al herido hasta el Hospital de Salamanca en donde fue intervenido de urgencia por una herida de asta en la pierna La operación se prolongó durante cinco horas. Además, sufre importante heridas en forma de quemaduras en la cara.

Pese a todo, los servicios sanitarios son cautos a la hora de ofrecer la información sobre el estado de salud de este varón de 35 años (A.P.M.) y vecino de Fuentesaúco, y habrá que esperar su evolución.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído