Un hombre de 36 años se vio obligado el pasado viernes tras sufrir una picadura de alacrán en la zona de chalets ubicados en la calle Camino de la Lobata. La picadura de este animal le provocó un fuerte dolor por el cual acudió al servicio de urgencias donde le administraron la antitetánica, antibiótico, así como un antihistamínico para evitar la posible reacción al veneno del animal.

Esta situación ha sido denunciada por una vecina de Zamora que solicita soluciones ante el incremento que están viviendo en la zona de estos ejemplares. "El problema no es que haya uno, es que tenemos muchos. Es una zona con muchos niños y al final tendremos un problema grave", tal y como ha declarado la propia vecina a este medio.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído