Iberdrola ha impartido a la Policía Nacional de Burgos una jornada técnica sobre los riesgos y medidas de prevención para las labores que puedan tener que llevar a cabo en caso de emergencia, incidencia, robo o fraude en instalaciones eléctricas o en sus proximidades.

Durante la jornada teórica se les ha explicado cómo identificar una instalación eléctrica, su topología, conceptos básicos de electricidad, normas de inspección de suministros, los efectos de la corriente eléctrica en el cuerpo humano, riesgos y prevención en trabajos en instalaciones eléctricas y posibles actuaciones en las mismas o en sus inmediaciones. 

Para impartir esta formación, organizada por Seguridad Corporativa de Iberdrola, se ha contado con la presencia de Óscar Villanueva, jefe del Negocio de Red de la compañía en Burgos y Soria; Vicente Marijuán, jefe de mantenimiento de subestaciones; Eduardo Jubindo, jefe de Sector, y con Juan Manuel Manzano, responsable de inspección de la empresa en Castilla y León.

Asimismo, Marijuán ha realizado con el grupo una visita a la subestación transformadora de Villímar, propiedad de Iberdrola, y ubicada en el barrio del mismo nombre en la capital burgalesa. 

Esta subestación, perteneciente a la red de transporte y distribución, dispone de dos transformadores de 75 megavoltamperios (MVA), cada uno, que transforman la muy alta tensión -220 Kilovoltios (KV)- en alta tensión -45 KV- y un nuevo transformador de 10 MVA que convierte la energía eléctrica de alta tensión en media tensión -13,2 KV-, garantizando así, el suministro a diversos sectores urbanísticos del nordeste de la capital. Además, cuenta también con un total de once líneas de alta tensión que suministran electricidad a gran parte de la provincia de Burgos.

Con la participación en este tipo de iniciativas, Iberdrola demuestra, una vez más, su compromiso con la formación, la prevención y las responsabilidades que de esta se derivan.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído