Las termitas y carcomas ocupan el primer puesto del particular ranking  elaborado por primera vez en la región.

Los insectos de la madera constituyen el problema de plagas más frecuente en Castilla y León. Esta es la principal conclusión del tercer Observatorio de Plagas elaborado por Rentokil Initial en 2014 y que, por primera vez, arroja cifras sobre la Comunidad. 

Las infestaciones provocadas por termitas y carcomas lideran el particular ranking al aglutinar el 27,4 % de los avisos recibidos durante el pasado año. Los resultados de este análisis provienen de una muestra de 2.319 consultas recogidas entre las 20.915 llamadas que recibió Rentokil Initial a lo largo de 2014.

Las plagas de xilófagos -insectos que se alimentan de madera- en Castilla y León casi duplican a la media de este tipo de problemas registrados en el conjunto de España (14,41 %). Los xilófagos, que son pequeños insectos que se alimentan de la madera, son muy difíciles de localizar, tanto por su minúsculo tamaño como por el modo en el que actúan, comiéndose la madera desde el interior. 

La mayor incidencia de problemas con insectos de la madera durante el año pasado se concentra en las provincias de Valladolid y Segovia. Sin embargo, el uso general de la madera en la estructura de las edificaciones castellanoleonesas hace que las infestaciones de termitas y carcoma se extiendan por toda la Comunidad.

En el segundo lugar de la liga de plagas castellanoleonesa se encuentran las cucarachas, que por tercer año consecutivo lideran el ranking a nivel nacional. Sin embargo, en Castilla y León las infestaciones provocadas por este insecto rondan el 23 % del total de plagas registrados por Rentokil Initial en 2014; casi 9 puntos por debajo del dato referente al total de España. En tercera posición, y siguiendo la tendencia nacional, se hallan los roedores (13,7 %). 

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído