La Junta adecúa el BIC ermita de San Pantaleón de Losa, en Valle de Losa, Burgos, en la categoría de monumento

 La Junta adecúa el BIC ermita de San Pantaleón de Losa, en Valle de Losa, Burgos, en la categoría de monumento
La Junta adecúa el BIC ermita de San Pantaleón de Losa, en Valle de Losa, Burgos, en la categoría de monumento

La Ermita de San Pantaleón de Losa fue declarada Monumento Artístico en el año 1944. La ausencia en el decreto de declaración de una información mínima sobre el bien y la ausencia del entorno de protección exigido por la legislación vigente, hacen imprescindible la adecuación de esta antigua declaración, delimitando un entorno de protección, ámbito espacial necesario para encauzar jurídica y materialmente la protección de este bien, dentro de la categoría de Monumento.

Se trata de definir el ámbito espacial necesario para la protección del monumento. En este sentido, teniendo en cuenta su estratégica y peculiar ubicación en lo alto de una peña desde la que se erige su silueta sobre la vega del río Jerea, la Junta de Castilla y León procede a delimitar un entorno espacial que garantice suficientemente su protección, preservando la valiosa relación existente entre el monumento y el medio físico en que este se enclava, así como las visuales que se proyectan desde y hacia el monumento.

La Ermita de San Pantaleón de Losa constituye uno de los exponentes más singulares del románico de la provincia de Burgos. Su estratégica ubicación explica la ocupación del lugar en época celta, romana y medieval, documentándose la existencia de una necrópolis con tumbas fechadas entre los siglos XIII y XVII, así como una basílica paleocristiana. Según consta en una inscripción conservada en la ermita, su bendición tuvo lugar en 1206 bajo la advocación de San Pantaleón, Santo Mártir cuya sangre se licua durante horas el 27 de julio, fecha de su martirio. El milagro de las reliquias de San Pantaleón, vinculado con la leyenda del Santo Grial, convierte este sitio en lugar de peregrinación de fieles y ha contribuido a la aparición numerosas leyendas.

Al exterior, el elemento más singular es su portada y en especial la enigmática figura situada en el lado izquierdo. A la derecha del pórtico se localiza una columna en zigzag, que se interpreta como un rayo, o una serpiente -signo de alguno de los milagros de San Pantaleón- o incluso como el bastón de Hércules. Destaca el conjunto de la decoración escultórica, con un interesante repertorio iconográfico en el que se muestran imágenes relativas a los seis martirios de San Pantaleón -con plomo fundido, ahogamiento en el mar, en la rueda, en el potro, arrojado a las fieras y con una espada hasta que, finalmente, fue decapitado-, motivos estos que serían posteriormente imitados en otros templos románicos de la comarca.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído