La Junta modifica el Plan Integral de Residuos de Castilla y León para avanzar hacia la economía circular

De este modo, el Gobierno regional adapta dicho plan a las normativas vigentes tras realizar un análisis del sistema de indicadores específicos de seguimiento

0 Comentarios

contenedores
contenedores

El Consejo de Gobierno celebrado este viernes ha aprobado la adaptación del Plan Integral de Residuos de Castilla y León (PIRCYL) a las disposiciones comunitarias, estatales y autonómicas vigentes, avanzando hacia una economía circular en el territorio de la Comunidad.

El PIRCYL, aprobado en 2014,  establece la estrategia general de la política de residuos y una propuesta de medidas para alcanzar el cumplimiento de los objetivos comunitarios y nacionales establecidos en el momento de su aprobación para la producción y gestión de residuos, avanzando así hacia una economía circular en el territorio de Castilla y León. También señala que podrá ser actualizado a lo largo de su desarrollo a la vista de los resultados obtenidos a través de los mecanismos de evaluación y seguimiento del Plan, con la finalidad de corregir desviaciones o incorporar cambios normativos de especial relevancia para la consecución de los objetivos estratégicos de Sostenibilidad Ambiental de Castilla y León.

La Dirección General de Calidad y Sostenibilidad Ambiental ha realizado un análisis del sistema de indicadores específicos de seguimiento del PIRCyL durante sus primeros cinco años de vigencia, y se ha realizado un informe denominado ‘Perfil Ambiental de Castilla y León 2019’, en el que se han puesto de relieve las fortalezas y debilidades de la producción y gestión de residuos en Castilla y León, y que ha aportado los datos necesarios para proponer la adaptación del Plan.

Así, la actualización propuesta desde la Dirección General de Calidad y Sostenibilidad Ambiental obedece a la necesidad de actualizar e incorporar los siguientes cambios:

  • Dos instrumentos programáticos autonómicos relevantes: Acuerdo 64/2016, de 13 de octubre, de la Junta de Castilla y León, por el que se aprueban medidas en materia de desarrollo sostenible en la Comunidad de Castilla y León y el Acuerdo 115/2021, de 14 de octubre, de la Junta de Castilla y León, por el que se aprueba la «Estrategia de Economía Circular 2021-2030».
  • A nivel estatal, dos instrumentos de planificación, que inciden directamente en la planificación autonómica en materia de residuos: el Plan Estatal Marco de Gestión de Residuos (PEMAR) 2016 – 2022, aprobado mediante Acuerdo del Consejo de Ministros de 6 de noviembre de 2015 y la Estrategia Española de Economía Circular, España Circular 2030.
  • A nivel comunitario: la Directiva (UE) 2018/851, que modifica la Directiva Marco de Residuos de 2008, la Directiva (UE) 2018/850, relativa al vertido de residuos; la Directiva (UE) 2018/852 relativa a los envases y residuos de envases; y la Directiva (UE) 2018/849 que modifica tres directivas anteriores sobre vehículos al final de su vida útil, residuos de pilas y acumuladores y residuos de aparatos eléctricos y electrónicos.

La primera de estas directivas incluye una serie de modificaciones sobre el contenido de los planes de prevención y gestión de residuos, algunas de las cuales se consideran Condiciones Habilitantes para acceder a la financiación comunitaria en esta materia.

Con esta adaptación se alcanzan por tanto los siguientes objetivos: Cumplir con las condiciones habilitantes para acceder a la financiación comunitaria en esta materia que establece la Directiva Marco de Residuos, adaptar los objetivos del Plan (y consecuentemente las medidas para alcanzarlos y los indicadores para medirlos), a la nueva normativa que ha entrado en vigor desde el año de su aprobación hasta la fecha y finalmente conseguir una coherencia con los nuevos instrumentos de planificación aprobados a nivel europeo, estatal y de esta Comunidad Autónoma.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído