La Alianza UPA-COAG, que denunciaba lo ocurrido, ha informado de que el ataque se produjo en el término municipal de Piedrahíta y Santiago del Collado el día de Navidad.

La organización considera la situación “insoportable”, ya que mes a mes se suceden los ataques de lobos, afectando a ganaderías extensivas y ganaderos a través de pérdidas económicas “cuantiosas” y de una “presión extrema”.

Piden a la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León y a la Consejería de Medio Ambiente, que permitan actuaciones “excepcionales” y se autoricen controles poblacionales.

También exigen que los pagos en forma de indemnización a los ganaderos por los daños sufridos se aporten de forma “ágil”.

Recuerdan a los ganaderos la importancia de denunciar todos los ataques para que los agentes medioambientales de la Junta los corroboren, iniciando el expediente.

Archivado en:

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído