La madre del bebé presuntamente vendido o adoptado de forma ilegal tiene antecedentes policiales por extorsión

 La madre del bebé presuntamente vendido o adoptado de forma ilegal tiene antecedentes policiales por extorsión
La madre del bebé presuntamente vendido o adoptado de forma ilegal tiene antecedentes policiales por extorsión

La madre del bebé zamorano presuntamente vendido o adoptado de forma ilegal "es conocida en el ámbito policial" y tiene "antecedentes por extorsión". Así lo han confirmado este viernes el subdelegado del Gobierno, Jerónimo García Bermejo, y el comisario jefe, Clemente Castaño, que han dado explicaciones acerca de un caso de interés social que se está desarrollando en dos puntos geográficos: la capital de la provincia, lugar de origen del niño, y Cardiff (Gales), su punto de destino y donde se encuentra actualmente, al igual que su progenitora y que la pareja con la que se encontraba al ser recogido por los servicios sociales británicos.

En ese sentido, García Bermejo ha explicado que la mujer dio a luz en Zamora de forma "absolutamente normal" y que el estado del bebé no presentaba ninguna anomalía. Por ello, cuando la madre informó del fallecimiento del niño a los servicios policiales, se activó una serie de investigaciones, en cooordinación con dispositivos internacionales, que derivó en un cambio de declaración de la madre, que reconoció que su hijo estaba vivo y en Cardiff.

El niño fue recogido en la capital de Gales, por los servicios sociales, cuando se encontraba en manos de una pareja de hecho, de nacionalidad española, pero sin relación con Zamora. El apellido del hombre coincidía además con el que la madre le había añadido al bebé en un segundo registro, tras inscribirlo, en primer témino, sin paternidad reconocida, por lo que la Policía percibió "una irregularidad en el proceso".

Ambos alegan que tuvieron "una relación esporádica en una boda", pero no son capaces de precisar dónde se celebró el enlace ni quiénes eran los protagonistas del mismo, por lo que el comisario jefe, Clemente Castaño, asegura que la Policía detectó "contradicciones, incongruencias y el deseo de ocultar algo".

Una vez prestó declaración, la madre fue puesta en libertad y puso rumbo a Cardiff, donde también fue retenida por la Policía británica para prestar declaración, antes de ser puesta a continuación en libertad: "La extradición depende de la Justicia, aunque el caso está abierto aquí", ha subrayado Castaño, que ha reconocido que "es posible que el niño tuviera que volver a España".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído