Pablo Antonio Martínez padre de Triana y esposo de Montserrat ha declarado ante el juez que su mujer "estaba fuera de quicio los últimos años, nerviosa, muy alterada". Pablo Antonio Martínez ha descrito una relación fría con su mujer, con la que no hablaba demasiado, "no sabía que necesitaba ayuda". No hacía demasiadas preguntas porque ellas no le contaban mucho, aunque sí que ha reconocido que Montserrat "tenía algo de inquina a Carrasco porque estaba perjudicando a mi hija". "Yo no entraba en detalle", así que en ningún momento tuvo oportunidad de apaciguar, ha contestado a preguntas de la letrada de la defensa.

El inspector jefe de Astorga reconoce que a su hija "le estaban bloqueando los trabajos en León", incluso reconoce que habló con el exalcalde de Astorga, Perandones, que Triana no llegaría a ser concejal por "la animadversión" que "una mano negra ejercía sobre ella". Sobre la munición encontrada en casa de Triana asegura que "se pudo perder alguna bala en alguno de sus traslados".

En respuestas a José Ramón García García, abogado de Montserrat y Triana, el inspector jefe de Astorga ha relatado cómo recibió la llamada de fallecimiento de Carrasco, y después la de su hija, a quien no asoció con el asesinato. "Tampoco se me pasó por la cabeza que mi mujer pudiera cometer un hecho así", ha asegurado.

Pablo Antonio Martínez ha reconocido que cuando su hija dejó la Diputación aconsejó a su mujer que se viniera a vivir con ella a su piso de León . "Vi que mi hija estaba hundida, tenia miedo de que pudiera cometer una locura", ha respondido explicando los suicidios por depresión de tres personas cercanas, dos de ellas hijos de compañeros a su cargo. "La veía hundida moral y psíquicamente. Estaba muy preocupado". Según Pablo Antonio, no había hecho público estos testimonios no por una estrategia de la defensa, como se ha insinuado: "Dije que no se involucrasen porque esa gente ha sufrido mucho. Temía que la prensa agobiara a esta gente". Bajo este aspecto, García García ha pedido que se suma a las pruebas el escrito del padre de uno de los fallecidos, que relata el suicidio, carta que se incluye y se valorará, según ha fallado el juez.

Según Pablo Antonio, los policías de Burgos "tangaron" a Triana y Montserrat

"Pablo a tu hija y a tu mujer las han tangado", ha señalado el inspector jefe de Astorga, según le espetó un compañero tras la detención y la posterior declaración firmada de su hija y mujer. Según Pablo Antonio el informe que llegaron a firmar Montserrat y Triana a manos de los agentes de Burgos es "carente de información relevante". "En ese documento se obviaron detalles importantes: el hecho de la marihuana, las llamadas, teléfonos..."

Pablo Antonio ha declarado que los policías de Burgos "las enredaron, las engañaron". El inspector cree que su familia, por los aspectos que le comentaron su mujer y su hija, fueron víctimas de una "declaración guiada", en la que les hicieron firmar por ejemplo "el tema de la entrega del arma en el pasadizo", hecho que según Pablo Antonio su mujer y su hija le comentaron que no había sido así, "que Montserrat la había arrojado". "Dijeron eso por llevar el trato que exculparía a Triana a buen puerto". "La enseñaron un artículo por el que Triana saldría absuelta. Las dijeron que el abogado debería estar al margen de los tratos", ha añadido.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído