El Obispado de León y el Cabildo de la Catedral aseguró hoy que, a pesar de haber tenido que presentar denuncia "por razones formales" contra el joven autor de las pintadas ofensivas en los muros del templo leonés, aplica el "perdón y misericordia" por entender que "hay que ser comprensivos, porque conocemos su personalidad y se trata de un pobre enfermo psíquico".

Así se pronunciaba el deán de la Catedral de León, Antonio Trobajo, tras conocer la trascendencia de un suceso adelantado por ileon.com, al tiempo que manifestaba que su principal reacción ha sido "lamentar lo ocurrido, lo mismo aquí que en cualquier otro lugar, porque siempre es indigno atentar contra el patrimonio histórico artístico y más si es altamente ofensivo", como considera que ocurrió en este caso.

Por otro lado, el deán catedralicio confía en que este tipo de sucesos "tenga una labor pedagógica" y a través del rechazo unánime que ha tenido el hecho se aprenda que no deben producirse estos actos vandálicos. A su juicio, por fortuna, el hecho de que el joven autor utilizara un rotulador "y no un spray, que son más difíciles de quitar", ha permitido que a mediodía ya no quedara ni rastro de las frases pintadas sobre las columnas del cerramiento exterior de la Catedral ni tampoco sobre el vientre del ángel de la esquina de la fachada norte, zona en la que también han actuado con presteza las brigadas de limpieza del Ayuntamiento.

Actuación conjunta con la Policía Nacional

Precisamente, el equipo de Gobierno del Consistorio emitió por su parte una nota de prensa en la que "lamenta el acto vandálico sucedido esta madrugada contra la Catedral de León, edificio emblemático, patrimonio de todos y reclamo turístico de la ciudad" y también para "felicitar a la Policía Local por su intervención al lograr detener al presunto autor de los hechos en el marco de una actuación de la sala conjunta de emergencias de la Policía Local y Nacional".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído