En el Pleno más largo que se ha celebrado en el presente mandato en el Ayuntamiento de Zamora, los 24 miembros de la corporación, en ausencia ya de Charo Escudero, han aprobado la declaración como sectores prioritarios de aquellas áreas en las que sea preciso más personal para poder garantizar la continuidad del servicio. Esto podría permitir a la institución municipal cubrir plazas en algunas parcelas cuyo número de trabajadores ha ido menguando desde que la normativa limitó la capacidad de contratación de los organismos locales.

El acuerdo plenario se ha producido por unanimidad, aunque el debate ha tenido varias aportaciones por parte de los distintos grupos. Por ejemplo, Francisco Requejo, de Ciudadanos, ha subrayado que su formación considera "imprescindible" que se cumplan las peticiones del personal, pero ha advertido que se debe matizar cuáles son "las necesidades reales" que tiene la institución.

En ese sentido, San Damián ha apuntado también que "sería necesaria más exactitud" y ha pedido un inventario de recursos humanos adecuado. Por parte de los no adscritos, José Luis Gómez ha comentado que "no se trata tanto de contratar por contratar, sino de dar un servicio público de calidad y ha reclamado que se pase "de un conocimiento intuitivo a algo más racional".

La respuesta del equipo de gobierno ha llegado de la mano de Laura Rivera, que ha señalado que el acuerdo "es un buen punto de partida" para demostrarle al Gobierno central que es el Ayuntamiento quien decide "lo que es prioritario". La concejala de Personal ha asegurado que el único objetivo de esta propuesta es cubrir las necesidades "con el menor coste posible, pero respetando los derechos laborales".

Programas duales

El enfrentamiento que ha tenido lugar en un tono más elevado ha sido el de la aprobación de los nuevos planes duales de empleo, que se planteaba envuelto en la polémica por los defectos en la gestión que había advertido el PP. San Damián ha subrayado que el dictamen que ha ido a Pleno servía para "solventar el reparo suspensivo" del punto y ha criticado la actuación del equipo de gobierno en este asunto: "El expediente es una chapuza y la tramitación, penosa", ha afirmado.

Rivera, por su parte, ha recalcado que el procedimiento ha sido "limpio y democrático" y ha aseverado que asume la chapuza "sin ningún problema", aunque ha justificado su actuación y ha acusado a los populares de "armar un escándalo donde no hay tal". El asunto ha salido adelante por unanimidad.

Cuenta general 2014

Otro de los puntos del orden del día que se ha aprobado ha sido el referente a la cuenta general del 2014. Con el objetivo de que saliera adelante con seguridad, Guarido ha votado a favor del punto, al igual que los populares, que finalmente no se abstuvieron. Sí lo hizo el resto del equipo de gobierno, los dos ediles de Ciudadanos y los concejales no adscritos. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído