Las últimas horas de la tarde y la noche de este martes han sido cruciales en la investigación judicial sobre el asesinato de Isabel Carrasco. Hasta el punto que las dos implicadas, Montserrat González (55) y Monteserrat Triana Martínez (35) finalmente acabaron confesando a la Policía su implicación en los hechos y contando como sucedió y la organización del asesinato a tiros de la presidenta de la Diputación. Si bien inicialmente se habían mostrado muy frías y en absoluto conocedoras de los hechos finalmente han confesado lo ocurrido tras someterlas la Policía a un careo entre ellas, en el que se derrumbaron
 
Según informa ileon.com, gracias a esta confesión y a la entrega del arma de los hechos en Comisaría por parte de una tercera persona, una mujer policía local de León, R.G.R., de 41 años de edad, de la que se investiga su participación concreta en los hechos, se comienza a cerrar el círculo de esta investigación, jalonada de detalles cada vez más surrealistas y escabrosos. El arma encontrada es un Taurus a la que faltan tres proyectiles.
 
Tras la sorprendente revelación de que hay otra tercera persona implicada de algún modo en el asesinato de Isabel Carrasco, y que además es una mujer agente de la Policía Local del Ayuntamiento de León, comienzan a trascender importantes detalles sobre su versión de los hechos y sobre el arma presuntamente utilizada para la ejecución de la presidenta del PP y la Diputación.
 
El Ayuntamiento de León ha confirmado, después de muchas horas, que la agente entregó en la noche de ayer martes un bolso que contenía el arma con la que supuestamente se habrían hecho los disparos. Pero se acojen al secreto se sumario de la investigación policial y judicial para no dar más detalles. Ya se sabe que tras declarar la jueza del caso ha decretado su libertad pero con cargos, ya que se le imputa un presunto delito de encubrimiento. Tras su inmediata detención nada más comparecer voluntariamente en Comisaría a última hora de la tarde de ayer fue sometida a un primer interrogatorio. Según ha corroborado iLeon.com de fuentes fidelignas, esta policía defiende que no se dio cuenta de que tenía en su poder el arma presuntamente homicida hasta no haber pasado alrededor de 30 horas después del asesinato.
 
¿Cómo pudo ser así? Porque Triana Martínez, la hija de la presunta autora material, a la que conoce por amistad, se encontró con ella en la huida del lugar de los hechos en el paseo de la Condesa mientras ella estaba haciendo la compra, presumiblemente con el maletero abierto, y Triana depositó en una bolsa el arma sin que se diera cuenta. Esa es su versión, que la Policía Nacional trata de contrastar. El propio director general de la Policía Nacional, Ignacio Cosidó, ha afirmado hace unos minutos en rueda de prensa que R.G.R. ha sido puesta en libertad con cargos, e implicada por lo tanto en el suceso, de modo que ha abandonado hace horas la Comisaría leonesa.

Montserrat Domínguez pasa a disposición judicial

Las acusadas por el crimen del asesinato de la presidenta Isabel Carrasco, Montserrat González -autora confesa- y su hija Montserrat Trinidad Martínez, han sido trasladadas por la tarde desde la comisaría de León hasta los Juzgados de la capital leonesa. Los Juzgados de León se encuentran 'blindados', por la repercusión mediática y social que el caso está suscitando en la ciudad. El Juzgado que instruye la causa es el de Instrucción número 4 de la capital leonesa

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído