Intervienen en Burgos más de 20 kilogramos de una sustancia estupefaciente incautada por primera vez en España

Detienen a tres personas durante una operación que permite también la incautación de más de 240 kilogramos de 3MMC en Ámsterdam

Europa Press
Europa Press

Agentes de la Policía Nacional intervinieron en Burgos más de 20 kilogramos de una sustancia estupefaciente, identificada como 4-CMC, intervenida por primera vez en España. La incautación se llevó a cabo durante una operación policial que contó con la colaboración de la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos y la Policía Nacional de Países Bajos. Tres personas fueron detenidas como presuntos miembros de una organización criminal radicada en la provincia burgalesa y que, además, tenía ramificaciones en Barcelona y en los Países Bajos. La investigación también permitió la incautación de más de 240 kilogramos de 3MMC en Ámsterdam.

Según informaron fuentes policiales a través de un comunicado, las investigaciones comenzaron el pasado mes de febrero sobre un grupo criminal dirigido por una mujer de origen búlgaro que residía en la capital burgalesa. Esta mujer mantenía bajo su control una importante cantidad de sustancia estupefaciente en un almacén de Róterdam (Países Bajos). Los datos que aportaban las gestiones policiales permitieron conocer que, a través de sus contactos, estaba tratando de contratar a un transportista que viajaría con su vehículo hasta ese país para recoger la mercancía.

Cuando el negocio ya estaba cerrado, y a la espera de que el camión se desplazara hasta Róterdam, informó al responsable del transporte de que también tenía que viajar hasta Ámsterdam para recoger otra mercancía. El punto de recogida y el contacto le sería facilitado una vez llegara el momento estipulado para ello. Ante estos hechos, se cursaron las correspondientes Órdenes Europeas de Investigación.

Días más tarde, el transportista se trasladó hasta el domicilio de Ámsterdam acordado para recoger el encargo. Tras una hora de espera, llegó un vehículo cuyo piloto hizo entrega al transportista español de una caja que contenía alrededor de 20 kilogramos de una sustancia que resultó ser 4-CMC (4-clorometcatinona).

Según explican desde la Policía, la sustancia 4-CMC aumenta la concentración neuronal del neurotransmisor dopamina. Los usuarios de dicha droga describen efectos similares a la de otros estimulantes, particularmente parecidos a los efectos producidos por el MDMA, incluyendo aumento del estado de ánimo y de a sociabilidad. El uso de 4-CMC se asocia con efectos adversos típicos de drogas estimulantes como taquicardias, agitación y movimientos espasmódicos además de otros riesgos asociados incluyen fallo cardíaco y psicosis.

Detención

Días después de realizarse la entrega, los agentes comprobaron que el camión con la mercancía ilícita se dirigía hasta el punto establecido con la mujer residente en Burgos. En el momento en que el camionero trataba de entregarle la caja, el dispositivo policial establecido procedió a realizar las detenciones pertinentes.

De forma simultánea, la Policía neerlandesa procedió a realizar un registro de la nave donde se encontraba almacenada la mercancía, interviniendo 77 barriles de 15 kilogramos cada uno que pertenecían a tres envíos diferentes relacionados con la causa investigada. Tras realizar un muestreo de los mismos, uno de los envíos arrojó resultado positivo a la sustancia 3MMC, interviniéndose unos 240 kilogramos. Los agentes de Países Bajos detuvieron, además, al presunto jefe de la mujer investigada. Para las autoridades neerlandesas, este detenido es una figura clave del narcotráfico en su país.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído