Tras su desarrollo en fase de investigación en las áreas de salud de Zamora y de Salamanca, el Programa de Cribado de Autismo se pone ahora en marcha en las dos áreas de Valladolid con el objetivo de lograr una detección precoz de los Trastornos Generalizados del Desarrollo (TGD). Con ello se pretende identificar signos de alarma en el desarrollo de la comunicación y la interacción social del niño para acelerar el proceso de intervención, reducir la carga de la enfermedad y mejorar la calidad de vida de los niños afectados y de sus familias.

Los TGD se han convertido en un objetivo prioritario, pues se trata de uno de los grupos diagnósticos que ofrece mayores dificultades para la identificación, el abordaje y la coordinación de las distintas actuaciones y necesidades que los pacientes requieren. Para avanzar en esta línea, es absolutamente necesaria la continuidad y la coordinación asistencial entre Atención Primaria, los equipos de salud mental y de atención temprana.

El Programa de Cribado se basa en la aplicación del llamado cuestionario M-CHAT, un documento con 20 preguntas que el pediatra entrega a los padres para que lo cumplimenten en la visita de los 18 meses y en la de los 24.

Hasta ahora, para el desarrollo de este programa en las áreas de Salamanca y Zamora, se ha contado con la colaboración de la Universidad de Salamanca y con la participación de los servicios de Neuropediatría y de Psiquiatría del Hospital Clínico Universitario de Salamanca así como del servicio de Pediatría del Hospital Provincial de Zamora; también ha sido indispensable el trabajo de las gerencias de Atención Primaria de las dos provincias.

Desde las fases previas e iniciales del pilotaje, se han realizado, en total, 18.681 cuestionarios -11.041, en Salamanca, y 7.640, en Zamora-, de los cuales 58 fueron positivos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído