La cogida se producía en la tarde del sábado en el municipio de Ágreda, Soria. Se disponía a saltar el último toro de la tarde, cuando el joven recortador toresano Santi Conde se veía sorprendido con el animal que lo embestía en el aire. El toresano caía en una mala postura, quedando prácticamente inconsciente en el suelo. Sus compañeros acudían rápidamente a socorrerlo. 

Su situación en un principio era de coma inducido, con un coagulo en la cabeza y dos costillas rotas, pero fuera de peligro y fue trasladado al Hospital de Burgos. Una situación que, según el último parte médico, se habría complicado en las últimas horas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído