Son dos pistolas las vinculadas al asesinato de Isabel Carrasco, una de ellas, la homicida, un revólver de calibre 38 de la fábrica brasileña Taurus y otra, al parecer, una semiautomática de calibre 7,65. Las dos con sus numeraciones de referencia borradas y al parecer del mercado negro, porque no tenían nada que ver con la única declarada por el padre y esposo de las dos acusadas por el crimen, su arma reglamentaria, informa iLeon.com.
 
Las dos armas se englobarían en calibres pequeños, propias de defensa personal y posiblemente de uso más común entre las mujeres, aunque ese dudoso mérito se las llevarían las de calibre 22, que al principio fue el que se creyó al que pertenecía el arma homicida, que son las más 'propias' para llevar en bolsos y similares.
 
El revólver homicida, es de la marca Forjas Taurus, un conglomerado con sede en Porto Alegre, Brasil. Sin embargo, las informaciones facilitadas por la investigación, que hablaban de un tambor con capacidad para seis cartuchos harían imposible que fuera del calibre 22 por el mero hecho de que todos los revólveres de esa fábrica de ese pequeño calibre tienen tambores con capacidad para entre ocho y nueve cartuchos.
 
La diferencia entre cartucho, bala y casquillo es que el primero es el conjunto de los dos segundos más la pólvora y el fulminante. Es decir, que lo que conocemos como 'bala sin disparar' es el casquillo metálico que en su base contiene un fulminante que enciende la pólvora que desplaza el proyectil. En el caso de un revólver al dispararse el arma sólo sale el proyectil, quedándose el casquillo. En el caso de una pistola automática o semiautomática, el casquillo sale disparado hacia un lado para dejar paso al otro y los cartuchos se almacenan en un cargador.
 
Sin embargo, en un revólver los cartuchos se almacenan en un tambor redondo que, dependiendo del calibre y su diámetro, almacena desde cinco del calibre 357 Magnum o el 9 mm hasta los 8 ó 9 de las 22. En el caso del arma homicida, todo parece indicar que es una Taurus 82 S (del 38 especial), con un cañón de cuatro pulgadas de seis tiros. Acero y empuñaduras de goma. Ideal para guardias de seguridad. Otra opción, pero ésta con cinco cartuchos en el tambor es el Taurus 85 B2, que sería un arma corta con un cañón de menos de cinco centímetros.
 
De la segunda arma de fuego encontrada en el domicilio de Triana se sabe poco. Que es semiautomática y que también es una pistola de defensa personal que no llega a la potencia del 9 milímetros parabellum. ¿Por qué no usarla si dispara más rápido? Sencillamente porque tienden a encasquillarse, y los revólveres no; puede que no actúe el fulminante de un cartucho, pero se pasa al siguiente.
 
¿Pistolas de un toxicómano asturiano fallecido? 

Sin embargo, una información de eldiario.es apunta que la Policía cree que el revólver utilizado en el crimen de Isabel Carrasco y la pistola hallada en el piso que utilizaban las detenidas fueron adquiridas a un delincuente común, toxicómano, que falleció hace un año, como también apunta Asturias24.es. Al parecer, las mujeres se desplazaron a una ciudad del Principado para adquirir las armas. A partir de ese momento, hace unos dos años, comenzaron a cerrar el plan para matar a la presidenta de la Diputación. Los agentes todavía no han determinado si las armas fueron adquiridas por la madre, la hija o por las dos.

 
¿Se disparó todo el tambor?

Al respecto de los disparos efectuados en el asesinato, hay varias dudas. Según la información inicial manejada desde un principio por ileon.com fueron tres los impactos que recibió Isabel Carrasco (dos en la espalda y uno en la nuca) y la primera de las autoridades es que el revólver usado para cometer el magnicidio conservaba tres casquillos de los seis cartuchos que alojaría el tambor. Manuel Marlasca, jefe del Equipo de Investigación de La Sexta, apostó en el programa 'Más vale tarde' —dirigido por Mamen Mendizábal y en el que participó ayer y hoy uno de los redactores de ileon.com como asesor en la información—, que los disparos fueron cuatro y que hubo un quinto cartucho que fue percutado pero sin que el fulminante actuara. Es decir, que apuesta por un revólver Taurus 85 B2, el de cañón corto, con tambor de cinco cartuchos y que esto significaría que la madre de Montserrat Triana intentó vaciar el tambor sobre la presidenta de la Diputación, es decir, descerrajarle todos los tiros que podía con el revólver.

 
Conozca las diferencias entre calibres
 
El calibre 22: El que se consideró primero como el utilizado en los disparos. Éste es el menos potente de los de uso común hoy. Casi sin retroceso y pequeño, por este motivo era usado en armas deportivas para realizar disparos rápidos. Como calibre de defensa es bastante deficiente, aunque se usa en pequeñas pistolas. Debido a su escaso poder de detención seguramente no se logre derribar de un disparo, ni de varios, a una persona de forma inmediata, salvo impactos a corta distancia en zonas vitales o especialmente sensibles. Monta una bala de 1,8 gramos.

El calibre 38: El usado en el crimen y el usado en muchas armas cortas de los policías estadounidenses, aunque es más común en guardias de seguridad de este país y mucho más en civiles. El calibre 38 Special permite detener de un disparo (con bala expansiva, la más común en este cartucho en un arma pequeña y ligera y por tanto cómoda de llevar y discreta), sin que el retroceso del disparo sea muy molesto. De ahí que sea tan popular en pequeños revólveres para defensa personal.

El calibre 7,65: El cartucho de 7,65 milímetros fue diseñado para pistolas semiautomáticas operadas por retroceso directo, sin bloqueo de la recámara. Es de una relativa baja potencia y aún es utilizado, principalmente, en pistolas compactas, de bajo precio.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído