Si algo hay en la provincia de León durante los meses estivales es calor, mucho calor, y no hay nada mejor para sofocarlo que lo que nos ofrece la naturaleza, ríos, playas fluviales y lagos, ideales para un refrescante baño. Un sinfín de zonas destinadas al baño riegan todos los rincones de la provincia y en iLeon.com estamos preparando un completo listado para que no te pierdas ninguna, las más desconocidas, las que tienen los mejores paisajes y aquellas que son famosas entre los leoneses.

No obstante, no todos estos lugares están regulados como autorizados para el baño. Por esta razón, aquí te vamos a contar cuáles son las zonas de aguas de baño autorizadas en León para este verano. El jefe del servicio territorial de León en materia sanitaria, Juan Antonio Valbuena, explica que para obtener esta certificación tienen que ser los ayuntamientos quienes lo soliciten y que hay algunos que por motivos económicos declina optar a ella.

Estos espacios regulados tienen que tener unas condiciones específicas como ser una zona acotada de baño, las aguas tienen que ser superficiales y nunca estancadas, es decir, tienen que tener una entrada y una salida, y la calidad del agua tiene que ser óptima, sin ningún tipo de elemento contaminante. Así, también tienen que contar con vestuarios y control por parte de socorristas. Contar con esta certificación otorga a estos espacios un plus de seguridad y salubridad a los bañistas, aunque carecer de ella no impide el baño, explica Valbuena. Si no se prohíbe expresamente el baño por una contaminación o por tratarse de una zona peligrosa para la seguridad de las personas se puede disfrutar de ellas sin ningún problema, indica el responsable en materia sanitaria de la Junta en León.

Este verano las zonas reguladas en León son siete, aquí te contamos un poco de cada una de ellas:

  • Cimanes del Tejar

La playa fluvial de Cimanes del Tejar, con el río Órbigo como protagonista, está ubicada dentro de un parque público, y constituye uno de los lugares más característicos el municipio. Con unos 4.000 metros cuadrados de extensión y una profundidad máxima de 1,3 metros, se convierte en la zona más concurrida de Cimanes en época estival. Cuenta, además, con una amplia zona verde alrededor.

  • Llamas de la Ribera

Llamas de la Ribera es otro lugar ideal, y reglamentado, para disfrutar de un chapuzón libre de cloro y sal en la provincia de León. Ubicada en el paraje de Los Redondales, eso sí con el agua fría del río Órbigo, es uno de los lugares que no debes perderte este verano. Además, muy cerca, las instalaciones se completan con merenderos, zonas infantiles, un campo de fútbol y una pista polideportiva.

  • Quintanilla de Sollamas

En el mismo término municipal de Llamas de la Ribera, pero en el pueblo Quintanilla de Sollamas, concretamente en el paraje de La Devesa, encontramos otro punto ideal para un chapuzón, la playa fluvial de Quintanilla de Sollamas que tiene muy cerca, además, un campo de fútbol, una pista polideportiva y un frontón. Zonas de recreo y senderismo completan la oferta lúdica de este singular paraje.

  • Lago Carucedo

Un lugar completamente imperdible para los amantes de la naturaleza es el lago Carucedo, situado a la salida del pueblo del mismo nombre. Tanto para refrescarte de las altas temperaturas, como para simplemente disfrutar de un espectacular paisaje, el lago es una opción altamente recomendable para un día de descanso. Un chiringuito, merenderos, árboles para los que también quieren disfrutar no sólo del sol, también de la sombra, completan este idílico lugar próximo a las Médulas. El lago tiene cuatro kilómetros de perímetro y dispone de una zona de baño con una extensa pradera y una preciosa playa fluvial.

  • Igüeña

El río Boeza a su paso por el municipio de Igüeña es otro de los lugares catalogados como zonas aptas para el baño en la provincia de León. Un parque infantil y una zona de baño componen este bonito lugar. La playa fluvial, de reciente construcción, se encuentra a la cabecera del municipio y sorprenden sobre todo por sus aguas, cristalinas.

  • Vega de Espinareda

En el cauce del Río Cúa, junto al puente romano, en Vega de Espinareda, se asienta una de las playas fluviales más grandes de la comarca del Bierzo. Construida en los años 70 tiene, destaca también por su ambiente apacible y su bonito paisaje, ideal para hacer más soportables las altas temperaturas estivales. En una parte de la playa se encuentra el puente romano, mientras que en la otra se ha construido una pasarela de madera.

  • San Martín de la Moreda

También en el término municipal de Vega de Espinareda, pero en San Martín de la Moreda, pone punto final a este listado una playa fluvial que se surte del río Ancares. Un lugar perfectamente acondicionado y apto para el relax y, cómo no, para darse un refrescante chapuzón en las heladas aguas del río Ancares.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído