Se sospecha que el cadáver de Esther López pudiera haber sido trasladado al lugar en el que ha sido localizado

La Guardia Civil destaca que "hay que ser muy minuciosos y hacerlo lo mejor posible para recabar todas las pistas"

EP

0 Comentarios

Esther López de la Rosa, hallada muerta en Traspinedo
Esther López de la Rosa, hallada muerta en Traspinedo

El cadáver de Esther López, la mujer de 35 años vecina de Traspinedo (Valladolid) desaparecida desde el día 12 de enero, fue encontrado a las 10.30 horas de este sábado por un "paseante" en una zona próxima al polígono Tuduero, y no estaba enterrado, por lo que no se descarta que pudiera haber sido traslado en las últimas horas hasta este lugar, que ya había sido peinado en las batidas llevadas a cabo por los vecinos de este municipio.

La delegada del Gobierno, Virgina Barcones, y el coronel de la Guardia Civil, Miguel Recio, han comparecido ante los medios de comunicación para informar del hallazgo del cadáver de una mujer "que es compatible en un porcentaje muy elevado" con el de Esther López de la Rosa, quien fue vista por última vez en la madrugada de 12 al 13 de enero.

El coronel de la Guardia Civil no ha podido asegurar si el cadáver encontrado por un vecino, que estaba paseando por la zona, ha podido ser trasladado en las últimas horas hasta el lugar donde ha aparecido ya que, como así ha puntualizado, "hay que esperar a tener los resultados de la autopsia", aunque sí que ha apuntado que se ha localizado en una zona "muy próxima" donde se hizo una búsqueda en días pasados.

"Estaba en superficie y no puedo asegurar si lo han dejado. Hacer elucubraciones en estos momentos es complcado", ha enfatizado el coronel de la Guardia Civil, quien ha apuntado que hay que ser "muy minuciosos y hay que hacerlo lo mejor posible para recabar todas las pistas" que permitan esclarecer este hecho.

Asimismo, ha precisado que el levantamiento del cadáver se llevará a cabo cuando determine la autoridad judicial, mientras que Virginia Barcones ha recordado que este caso está bajo secreto de sumario y ha indicado que a los primeros a los que se informó de la localización de un cuerpo han sido los padres de Esther.

La delegada del Gobierno ha mostrado su "confianza" en las actuaciones que ha llevado a cabo la Guardia Civil y ha asegurado, que al igual que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado "han estado a disposición para encontrar a Esther, también lo van a estar ahora para esclarecer los hechos".

Por su parte, el alcalde de Traspinedo (Valladolid), Javier Fernández, ha expresado su dolor tras la noticia de la localización del cadáver y se ha sumado a la extrañeza ante el hecho de que el escenario de la localización del cuerpo es una zona por la que ya han pasado las batidas realizadas en los últimos días en el municipio.

"Es muy triste que después de tantos días de búsqueda la hayan encontrado así. Esperemos ahora el curso de las investigaciones para saber si el cuerpo presenta o no daños", ha apuntado el regidor, quien ha anunciado que habrá también que acordar los días de luto en la villa para mostrar el dolor por la trágica muerte de Esther López.

Hoy se cumplían 24 días de su desaparición

La vecina de Traspinedo, desaparecida el 12 de enero, era buscada desde que sus padres presentaran denuncia el pasado día 17, después de que no diera señales de vida tras haber estado la noche de su desaparición viendo en un bar del pueblo el partido de la Supercopa entre el Barcelona y el Real Madrid y luego continuara la fiesta con unos amigos en casa de uno de ellos y más tarde en unas bodegas.

Esa era la versión que habían facilitado las dos personas con las que estuvo esa noche antes de que se le perdiera el rastro, dos vecinos de Traspinedo, Óscar y Carlos, que viajaron con ella en el coche del primero de regreso a casa y que, según relataron con algunas contradicciones, se detuvo ante el restaurante La Maña.

En el relato ofrecido, Carlos se apeó del vehículo para ir a su casa y luego Óscar y Esther discutieron porque ella quería seguir de fiesta y él la dejó en las inmediaciones, sin que se volviera a saber nada más de la mujer en los últimos veinticuatro días.

Las investigaciones desde entonces se centraron en ambos vecinos y también en un tercer investigado, Ramón G. (El Manitas), pesquisas en las que la Guardia Civil, además de rastrear el municipio mediante batidas en las que habían participado cientos de voluntarios, había tomado muestras de la vivienda del tercero y de los vehículos de éste y de Óscar, sin resultado positivo, y había centrado también su investigación en los teléfonos de todos ellos y de la víctima.

El único de los investigados que había permanecido privado de libertad es Ramón G, cuya detención hubo de prorrogarse durante otras 72 horas aunque finalmente la titular del Juzgado de Instrucción número 5 le dejó en libertad provisional ante la falta de pruebas que atestiguaran su implicación en los hechos.

Destacados
Lo más leído