El sector agroalimentario de Castilla y León es el quinto más importante en España con un crecimiento del 11,7%

El sector mantiene y mejora la tendencia de 2020, cuando aumentó un 4,9% las ventas al exterior pese a la pandemias

0 Comentarios

Sector agroalimentario. FOTO EP
Sector agroalimentario. FOTO EP

Las exportaciones del sector agroalimentario de Castilla y León han crecido un 11,7 por ciento en los 10 primeros meses del año hasta los 2.232 millones de euros, según se recoge en el ‘Observatorio del sector agroalimentario de las regiones españolas de Cajamar’, difundido hoy por la entidad. De esta forma, el sector mantiene y mejora la tendencia de 2020, cuando aumentó un 4,9 por ciento pese a la pandemia. En total, durante 2020 la autonomía exportó productos agroalimentarios por valor de 2.427 millones de euros, lo que representa el 4,6 por ciento del total de exportaciones nacionales del sector.

El informe, recogido por Ical, analiza los principales indicadores del sector en cada comunidad autónoma, desde la evolución del valor añadido, el empleo, las exportaciones, la productividad y la competitividad, hasta el consumo, el precio de la cesta de la compra, la inversión en I+D y en medioambiente y sostenibilidad.

De acuerdo con el estudio, el sector agroalimentario de Castilla y León es el quinto más importante en España. Con un peso en la economía de 7.275 millones de euros en 2020, representa el 7,4 por ciento del VAB agroalimentario del país (incluidos el sector primario, la industria de la transformación y la distribución) y el 14,3 por ciento de la economía de Castilla y León. En cuanto al empleo, el agroalimentario genera 144.998 puestos de trabajo, lo que supone el 6,4 por ciento del empleo del sector en toda España y el 15 por ciento del total del empleo de la economía regional.

El Observatorio ha sido elaborado el director adjunto del Ivie y catedrático de la Universitat de València, Joaquín Maudos, en colaboración con la economista también del Instituto Jimena Salamanca. La publicación destaca que Castilla y León es la octava economía más exportadora del sector, y también presenta el sexto superávit comercial más alto, ya que la diferencia entre exportaciones e importaciones alcanza los 1.209 millones de euros. Portugal y Francia son sus principales mercados de exportación y carne y despojos comestibles, su principal producto en el exterior. La comercialización de carne y despojos comestibles supone el 24,6 por ciento de las exportaciones agroalimentarias regionales y el 7,1 por ciento de las exportaciones totales de este tipo de productos a nivel nacional.

Por otra parte, Castilla y León es la mayor productora de cereales de España, con el 34 por ciento de la producción del país; siendo también la primera productora de ganado bovino (18, 8 por ciento) y la segunda productora de leche (17,9 por ciento). Además, la autonomía cuenta con un total de 3.060 empresas de la industria de alimentación y bebidas, presentando un ligero retroceso del 0,4 por ciento con respecto al año anterior.

Andalucía, Cataluña, Castilla y León y la Comunitat Valenciana concentran la mitad (49,3 por ciento) de las empresas de la industria agroalimentaria española. Las microempresas representan el 56,9 por ciento de la estructura empresarial de la industria agroalimentaria de Castilla y León. El sector agroalimentario de esta comunidad autónoma (en su conjunto, incluyendo el sector primario, la industria de la transformación y la distribución de alimentos y bebidas) es un 10 por ciento más competitivo que el de España, destacando la industria de la transformación que se posiciona como la tercera más competitiva del país.

Gasto per cápita, I+D y sostenibilidad

En cuanto al gasto per cápita que realizan los hogares de la región en alimentos, en 2020 se cifró en 1.751 euros, es un 2 por ciento más elevado que la media española (1.716 euros).

El sector agroalimentario de Castilla y León es el quinto con mayor número de agentes dedicados a la innovación e investigación agroalimentaria en España, el 7,1 por ciento del total nacional. Destaca la universidad como el principal agente innovador con el 42,4 por ciento del total de agentes que llevan a cabo actividades de I+D+i en agroalimentación, seguido de organismos públicos (33,3 por ciento) y centros tecnológicos (24,2 por ciento).

El informe elaborado para Cajamar también dedica un apartado a las acciones destinadas a mejorar la sostenibilidad del sector. En este ámbito, Castilla y León se sitúa como la octava región con mayor superficie de agricultura ecológica, tras registrar un crecimiento del 16,9 por ciento en 2020. En total, dispone de 70.000 hectáreas de cultivo ecológico, lo que representa el 2,9 por ciento de los 2,4 millones de hectáreas de superficie ecológica existentes en España.

Por otra parte, en términos de producción agraria se espera un descenso del valor añadido bruto de más del 15 por ciento, como consecuencia del fuerte crecimiento en los costes de producción, especialmente energía, fertilizantes y piensos, que no ha podido ser compensado por el incremento del valor de los cereales. El estudio también destaca que el empleo en la actividad agraria durante los tres primeros trimestres del año ha tenido un comportamiento muy positivo con un aumento del número de ocupados del 11,2 por ciento.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído