Suena el despertador, son las 5.45 a.m, el momento dedicado al ejercicio cardiovascular. Después, un desayuno completo, una ducha y preparada para salir a trabajar. Así empieza un día en la vida de Soledad Fernández, Sole. Y por la tarde más, toca entrenamiento de pesas en el gimnasio. "El entreno consiste en el trabajo de pesas de grupos musculares distribuidos por días", explica la deportista dedicada al fisioculturismo de manera profesional, fitness, como ella misma prefiere denominarlo.

La leonesa comenzó a competir hace dos años, aunque lleva entrenando y vinculada al mundo del deporte muchos más. Pero nunca a este nivel, en el que se ha proclamado campeona talla alta bikini fitness de Castilla y León, primera clasificada en la competición de Arévalo Interterritorial, de tres comunidades -Castilla La Mancha, Madrid y Castilla y León- y será la representante de Castilla y León en el nacional, Campeonato de España, que se celebrará el 23 y 24 de octubre en Cartagena. "Aún hay que plantearse muy bien esa competición", confiesa Sole que asegura que empezó a competir porque necesitaba "algo más". "Ya no me bastaba con entrenar porque. También lo practico porque me gusta, y por estar bien. Me lo propusieron, lo vi viable y ¡aquí estoy!".

El fitness de competición femenino, fuera mitos

El fitness se trata de una disciplina desconocido para mucha gente, y que en muchos casos cuenta con muchos prejuicios. "Creo que este deporte no cuenta con el suficiente apoyo, sobre todo a nivel económico. Los competidores corremos con todos los gastos que conlleva. Tampoco está lo suficientemente reconocido, no como se merece, con todo el esfuerzo y trabajo que conlleva", declara Sole. Además, la campeona leonesa asegura que "es muy difícil abrirse camino en éste mundo, en el que existe mucha competencia", siendo lo más duro "los entrenamientos, la dieta, la constancia y la disciplina. "La dedicación es plena, si se hacen las cosas bien y quieres estar al 100%".

La nutrición juega un papel clave en esta disciplina, pero la alimentación es otra de las grandes criticadas dentro del mundo fitness, ¿dónde está el límite? Sole habla sin tapujos: "Sí, la nutrición, la dieta, es súper importante: comer tus cantidades, hacer las comidas cada tres horas. ¿Límite? Supongo que cada uno se pone el suyo propio". "Mi alimentación en periodo de competición es a base de proteína de pollo, pescado, claras e hidratos, sobre todo arroz. Fuera de competición sigo una dieta variada y saludable sin grasas, ni comida basura. Sólo algún día me doy algún caprichillo -risas-", añade.

El fisioculturismo femenino es menos común en las mujeres, aunque cada vez hay más chicas que se van metiendo en este mundo. "En la categoría bikini fitness, que es en la que yo compito, se está notando cada vez más la afluencia de chicas. Aunque las hay que se piensan aún que entrenar pesas significa tener un cuerpo musculado como lo puede tener un hombre".

Sole encuentra su fuente de inspiración y superación en ella misma. "Creo que es necesario saber lo que quieres, tener claro el objetivo, ser consciente de lo que conlleva y sólo mirar atrás para ver lo que has conseguido y coger fuerzas para continuar".

Por este motivo, entre sus éxitos conseguidos, el más importante para ella es la recompensa personal y después el reconocimiento de la gente. ¿Próxima meta? Sole pone su vista en junio, cerrando una primera temporada con muy buen sabor de boca, y ya pensando en la segunda después del verano.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído