Los sorianos más madrugadores, y que paseaban por la calle Nicolás Rabal, no salían de su asombro la mañana de este domingo, al encontrarse con un coche que se habia metido en mitad de la ancha acera, tras sufrir un accidente, a la altura de la intersección con la calle Santa Luisa de Marillac, tras sufrir un accidente.
 
A pesar de lo llamativo de la imagen, todo ha quedado en un susto. La Policía Local está realizando el atestado correspondiente, y ha tomado declaración al conductor.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído