La autovía del Duero o A-11 es un proyecto de autovía española en construcción que, en el caso de finalizarse, conectaría el este y el oeste de la mitad norte de la península sin pasar por Madrid ni rodear por el Cantábrico, uniendo por una parte Oporto, Valladolid y Zamora siguiendo el recorrido del río Duero, y por otra Soria, Zaragoza y Barcelona a través de la Medinaceli - San Sebastián y la carretera nacional  N-122.

A partir de Valladolid comparte calzada con la autovía de Castilla hasta Tordesillas, donde comienza a denominarse  A-11   E-82, y aunque teóricamente finaliza en Soria, realmente entronca con la A-15 autovía de Navarra en dirección Zaragoza. También sería una ruta alternativa para el tráfico de Galicia y Asturias hacia el valle del Ebro, sobre todo cuando se finalice la autovía Valladolid - León.

En el último lustro, los Presupuestos Generales del Estado han destinado algo más de dos millones de euros al tramo de la A-11 que une Zamora capital con la frontera con Portugal. Una cantidad que evidentemente no se ha destinado para su construcción, sino para informes y estudios preliminares. De hecho, desde el año 2009 la creación de esta infraestructura permanece en la fase preliminar de estudio. Además, la previsión de gasto en este tramo de la A-11 para 2016 es de otros dos millones de euros, mientras que para 2017 y 2018 no hay asignación.

Hay que recordar que fue en 2002 cuando se puso en marcha el tramo entre Tordesillas y Villaester de la A-11. En 2004 se abrieron 15 kilómetros de carretera desde Villaester hasta Toro; y un año después, en 2005, se puso en funcionamiento el tramo entre Toro y Zamora. Tuvieron que pasar cinco años más para que estuvieran operativos los cinco kilómetros de la Ronda Norte de Zamora capital. Un año antes, en 2009, comenzaron a redactarse los proyectos y a hacerse estudios de los tramos entre Zamora capital y Portugal. En total, cuatro tramos distintos: Zamora-Ricobayo, Ricobayo-Fonfría, Fonfría-Alcañices y Alcañices-San Martín del Pedroso (Portugal).

Esta infraestructura supone un gran eje este-oeste que vertebra a la Comunidad Autónoma de Castilla y León además de canalizar el tráfico que recorre la submeseta norte en dicha dirección. Para provincias como Soria y Zamora constituirá una revitalización de su economía al poder conectarse directamente a la capital autonómica y a la red de autovías mediante una vía de gran capacidad.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído